Jueves, 18 de Octubre de 2018

Ciudadanos es el partido de moda. Su victoria en las pasadas elecciones catalanas doblegando al separatismo en su pulso al Estado, catapultó su imagen pública como un partido de Gobierno. Eso sí, esta vez con fuerza en el ámbito nacional.

El partido naranja es consciente de su fortaleza. Un discurso contundente contra el mayor desafío de la democracia española que envuelve de optimismo a la gran mayoría de los españoles. Las encuestas publicadas en los últimos meses corroboran su atractivo en la ciudadanía. E incluso ya le sitúan como el principal partido en intención de voto.


Publicidad


Y todo este cóctel tiene su repercusión en la política municipal más cercana en los pueblos aragoneses. Ciudadanos es ‘la niña bonita’, y varios alcaldes aragoneses tantean su entrada en las listas electorales para las elecciones del 2019, según ha podido conocer este periódico.

CIUDADANOS Y LA BÚSQUEDA DEL “TALENTO”

La crisis política desatada entre el Gobierno de Mariano Rajoy y la Generalitat tiene en Ciudadanos un claro beneficiario. Y Albert Rivera, junto a su equipo, conoce bien cuales son los pasos necesarios para arañar aún más votos al bipartidismo en su ascenso hacia la victoria en unas elecciones generales.

El líder de la formación naranja no dudó en afirmar, en un desayuno informativo organizado por Heraldo de Aragón en Zaragoza, hace pocas semanas, que Ciudadanos aspira a “atraer talento” de cara a las elecciones del año 2019, tanto en las municipales como en las autonómicas.

Y ese “talento” se puede concretar en los próximos meses. Según ha podido saber HOY ARAGÓN, distintos alcaldes de municipios aragoneses han sondeado su inclusión en las próximas elecciones en las listas del partido de Albert Rivera. Hasta ahora, según afirman alcaldes a este periódico, no hay negociaciones explícitas. Sólo contactos informales, y siempre por parte de los alcaldes interesados.

Albert Rivera, en un acto público en Zaragoza hace pocos días / Cs

De hecho, Ciudadanos -según varias encuestas- está arañando votos en los dos partidos tradicionales. El PSOE comienza, poco a poco, a sufrir una importante fuga de votantes hacia Ciudadanos que se encuentra ya, según el sondeo de Metroscopia de febrero, en un 18% (unos 900.000 votos).

Sin embargo, el daño electoral más acuciante se confirma en el Partido Popular. Según el último barómetro del CIS, poco más del 60% de quienes aseguran haber votado a Mariano Rajoy ahora se plantean la posibilidad de cambiar su papeleta por la de Ciudadanos.

Y EN ARAGÓN…

El zarpazo electoral de Ciudadanos también se puede notar en la comunidad aragonesa. Y los representantes municipales, de los pueblos más pequeños, no entienden la política como una filiación tan marcada como en la capital, o en el resto del país.

Son vecinos con vocación de servicio, y lejos de las disputas partidistas. Es por eso que su inclusión en otras siglas se puede dar con facilidad.


Publicidad


Un alcalde popular de la comarca del Sobrarbe apunta a este periódico que “Ciudadanos tiene un potencial de crecimiento importante, con un discurso que comparto en el asunto catalán y que mi partido no defiende con la misma vehemencia”.

En la misma línea, un regidor del PSOE en el Bajo Aragón, explica que “mi partido no entiende la importancia de la situación en Cataluña. Escucho a Lambán una cosa, a Iceta otra, y luego Pedro Sánchez habla sin hablar”.

Sin embargo, no sólo el conflicto político abierto por el separatismo preocupa a los alcaldes que tantean su inclusión en el partido de Albert Rivera. Hasta tres alcaldes del PP, en la provincia de Huesca, cuentan que la corrupción en su partido “es una losa que avergüenza al hacer política en la calle”.

“Escucho a Lambán una cosa, a Iceta otra, y luego Pedro Sánchez habla sin hablar”

Y todo esto, no sólo atañe al bipartidismo si no que incluye al partido tradicionalmente bisagra en Aragón. El daño electoral también puede ‘sacudir’ al Partido Aragonés (PAR), en menor medida, en comparación con los dos partidos mayoritarios.

De hecho, el único alcalde de los aragonesistas que ha querido hablar a este periódico, regidor en la provincia oscense, reconoce que “Ciudadanos es una buena opción para que mi pueblo sea escuchado en las Cortes (de Aragón). Y creo que tiene un discurso más renovado“.

LA EXPANSIÓN DE CIUDADANOS

El partido naranja está en plena expansión territorial por España. Y en Aragón están enfrascados durante las últimas semanas para engrasar la maquinaria electoral con la mirada puesta en 2019.

Hace pocos días, el secretario de Organización de Ciudadanos en Aragón, Ramiro Domínguez, visitó varios municipios de la provincia de Huesca para testear el pulso interno.

Domínguez, junto a su equipo, mantendrán un gran número de visitas a localidades -en los próximos meses- para presentar un plan de expansión territorial. Junto a las tradicionales carpas ciudadanas, se desarrollarán encuentros con colectivos sociales y con el tejido empresarial de cada uno de ellos.

En Huesca, hace pocos días, Domínguez aclaró que “Ciudadanos no se va a obsesionar” con llegar a todo el territorio pero que buscan “gente implicada con el territorio”

Ramiro Domínguez, durante el encuentro en Huesca con el equipo provincial de organización y expansión / Cs

Actualmente, Cs cuenta con 21 agrupaciones que arropan al casi 80% de la población aragonesa. Y el objetivo de los naranjas es alcanzar casi el 100% de la población, según confirmó recientemente, en Zaragoza, el secretario de Organización nacional, Fran Hervías.

E incluso Rivera destacó, en el desayuno informativo citado, que el objetivo de Ciudadanos en Aragón es “crecer y conseguir los mejores equipos de cara al 2019“.

Es el gran reto de Ciudadanos. Frente a una marcada tendencia alcista en las capitales de provincia, el hueso de los naranjas es el mundo rural. Y si quieren ser pieza clave en 2019, deben de agrandar su representación en la práctica totalidad del territorio aragonés.