Sabado, 20 de Octubre de 2018

La Red de Agua Pública de Aragón (RAPA) presentó ayer más de 31.500 recursos “sólidamente fundados” a la Junta de Reclamaciones Económico-Administrativa del Gobierno de Aragón, continuando así la lucha ciudadana por la supresión del ICA y la reforma de los planes de saneamiento.

Desde la RAPA, José Ángel Oliván consideró que, tras el silencio administrativo del Instituto Aragonés del Agua (IAA), la Junta “va a darles la razón”, aunque no sea de forma inmediata, pues “disponen de un plazo largo para hacerlo”.

Asimismo, Oliván calificó de “irresponsabilidad” dejar la solución de los recibos impagados para más adelante, pues sería preferible resolverlo “antes de que desemboque en resoluciones jurídicas que obliguen al Gobierno de Aragón a devolver el dinero del recibo correspondiente al ICA”.


Publicidad


En este sentido, señaló que a la hora de abordar el tema del ICA, el Ejecutivo aragonés se enfrenta al doble problema que representan los recursos representativos de los barrios zaragozanos y la situación en la que se encuentran los aproximadamente 100.000 impagados, según calculan.

Respecto al futuro de la mesa técnica, que se reúne el próximo jueves, la RAPA “no tiene ninguna expectativa”, pues el Gobierno de Aragón “no negoció con nadie” la composición de este grupo de trabajo y la “conformó de forma unilateral”, apuntó Oliván.

Por su parte, la presidenta de la RAPA, Maribel Torrecilla, recordó el modelo de financiación que proponen para suprimir el ICA y que la depuración de las aguas “vuelva a ser competencia de los ayuntamientos”.