Miércoles, 14 de Noviembre de 2018

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha anunciado que el Ejecutivo está dispuesto a analizar la posibilidad de hacer una “reforma razonable” del impuesto de Sucesiones que satisfaga a los ciudadanos.

Así lo ha asegurado el presidente en la sesión de control al Gobierno de las Cortes de Aragón, en respuesta a una pregunta formulada por el presidente del PAR, Arturo Aliaga, quien se ha interesado por si el Gobierno piensa mantener el impuesto de Sucesiones y Donaciones con su regulación actual.

Lambán ha hecho referencia en su intervención a la reunión que esta semana mantuvo Aliaga con el presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, a quien ha sugerido que podía haberle pedido la eliminación del impuesto, en tanto en cuanto es de competencia exclusiva del Estado a pesar de tenerlo cedido a las comunidades.


Publicidad


El PAR, que para Lambán “no pretende suprimir el impuesto, sino ganar votos” con él, va “con la lengua fuera” detrás de Ciudadanos, ha considerado, cuya iniciativa de revisión es adecuada frente a la “innecesaria e insulsa” comisión propuesta por los aragonesistas.

Pero además, en 2011, ha dicho Lambán, “el Partido Aragonés prometió en campaña suprimirlo, pero el Gobierno del que el propio Aliaga formó parte incumplió”.

Según los datos del presidente, en 2013 la recaudación de este impuesto fue de 193 millones de euros frente a los 170 de 2017, con un Ejecutivo PSOE-CHA.

Aliaga ha insistido por su parte en el “clamor popular” para la eliminación de un impuesto que ha reconocido que debe venir del Estado, o por lo menos para su minoración.