Martes, 13 de Noviembre de 2018

Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) han detenido a dos hombres como presuntos responsables de dejar morir a un perro después de provocarle una larga situación de maltrato en una explotación ganadera de la comarca de la Hoya de Huesca.

Según informa el Instituto Armado, la llamada de una persona para informar sobre la existencia del perro con signos de ahorcamiento motivó el desplazamiento de una patrulla del puesto de la población próxima de Ayerbe a la referida explotación para comprobar la veracidad de la denuncia.

A su llegada, los agentes pudieron comprobar restos de sangre en la pared junto a la que se encontraba encadenado el animal, debido a los arañazos hechos para intentar librarse de la cadena que le impedía moverse y que le provocó el estrangulamiento.


Publicidad


Tras hacerse cargo de la investigación, los efectivos del Seprona de Huesca desplazados al lugar pudieron comprobar que el animal, atado junto a la caseta de una casa de campo, carecía de microchip identificador y presentaba signos de desnutrición.

El cadáver del animal fue remitido por los agentes al Centro de Recuperación de Fauna de la Alfranca (Zaragoza) para la práctica de una necropsia.

Los investigadores valoran como hipótesis que los detenidos hubieran dejado morir el animal al no cumplir con las expectativas que tenían para utilizarlo para el pastoreo.

La Guardia Civil ha detenido como presuntos responsables del maltrato animal a un vecino de Zaragoza de 39 años y a otro de la Hoya de Huesca de 60.

Los detenidos fueron puestos en libertad a la espera de comparecer ante el juzgado de guardia de la capital altoaragonesa.