Jueves, 18 de Octubre de 2018

El patrimonio de los fondos de inversión en Ibercaja Gestión alcanzó los 12.367 millones de euros al cierre de 2017, un 19 por ciento más que el año anterior y el doble que hace tres años, lo que la sitúa en la séptima entidad a nivel nacional, con una cuota de mercado del 4,7 por ciento.

Una cuota de mercado que se incrementa hasta el 50 por ciento en la región donde la entidad financiera mantiene su sede social, Aragón, ha indicado en rueda de prensa el director del Grupo Financiero Ibercaja, Rodrigo Galán.


Publicidad


En cuanto a otro de los productos de la entidad, los fondos de pensiones, ha definido 2017 como un año “francamente espectacular”, con un crecimiento del 17 por ciento hasta llegar a gestionar 188 millones de euros, lo que achaca a que se está ahorrando en este sentido.

Ve “muy difícil”, sin embargo, que se puedan mantener semejantes niveles de crecimiento este año, pero sí que ha resaltado que hay una tendencia positiva en el ahorro.

De vuelta a los fondos de inversión, el director general de Ibercaja Gestión, Valero Penón, ha explicado que se distribuyen normalmente a través de la propia red comercial del banco, de donde proviene la mayor parte del crecimiento.

Ha apuntado también que se observa una diversificación del ahorro y un aumento por el interés en fondos de mayor rentabilidad, debido al entorno de bajos tipos de interés, incluso negativos, que no se prevé que se modifique sustancialmente a corto plazo.

De estos, aproximadamente la mitad de los clientes utilizan los llamados “servicios de gestión discrecional”, con un amplio abanico de hasta 54 productos financieros distintos.

No obstante, el grueso de los partícipes de estos fondos son “muy conservadores”, ya que el 80 por ciento se concentra en este tipo de carteras, en las que la renta variable no supera el 20 por ciento del total de lo invertido.


Publicidad


Asimismo, Penón ha considerado que 2017 fue “bastante bueno” en términos de rentabilidad para sus clientes, que alcanza el cien por cien de los productos de acuerdo a su perfil de riesgo, un 83 por ciento en el caso de los fondos individuales.

Por tipos de cartera, en la llamada equilibrada, que agrupa a la gran mayoría de los partícipes, la rentabilidad es de un 0,77 por ciento de la inversión, y esta sube a un 3,02, un 3,83 y hasta un 7,94 por ciento en las más “agresivas”, en las que entre un 80 y un 85 por ciento se compone de renta variable y que solo poseen entre un 3 y un 4 por ciento de los clientes.

En lo que va de 2018, ha afirmado que enero fue un mes “extraordinariamente positivo” tanto en aportaciones como en rendimientos, pero que febrero no ha sido igual.

A este respecto, el director de inversiones de Ibercaja Gestión, Óscar del Diego, ha confiado en que este año sea similar al anterior, pese al bajón que ha experimentado la bolsa este último mes, que ha achacado a una “corrección técnica” que se acabará recuperando.

Del Diego ha instado a tener en cuenta que algunos de los activos ya están en riesgo de estar “sobrevalorados”, pero a medio plazo, en un contexto en el que se prevé que la economía mundial vaya a crecer al mejor ritmo de los últimos 10 años, de revisiones positivas, sobre todo en Estados Unidos y con unas expectativas de beneficios también “en máximos”, ha considerado difícil que los mercados “se abaratasen”.


Publicidad


En otro orden de cosas, Valero Penón ha señalado que sí que han registrado ciertos movimientos de fondos desde Cataluña hacia Ibercaja, pero ha recalcado que solo se han producido en los momentos “más críticos”, esto es, en las semanas inmediatamente posteriores al referéndum del 1 de octubre, y que tampoco ha sido algo “traumático” ni “espectacular”.

Ha achacado esta situación al “nerviosismo” de las personas, pero ha recordado que estos fondos quedan fuera del balance de las entidades.