Miércoles, 17 de Octubre de 2018

El exministro del Interior Jaime Mayor Oreja consideró ayer -en Zaragoza- que la reacción española a la “crisis” actual debe pasar por una unión de los que son los tres actores políticos principales: PP, PSOE y Ciudadanos.

En una nueva sesión del Foro de la Asociación de Directivos y Ejecutivos de Aragón (ADEA), Mayor Oreja, quien habló como responsable de la fundación Valores y Sociedad, señalço que en las sociedades europea y española se da una división entre un “populismo” y un “nuevo orden mundial”, que implica la pérdida de los referentes y de valores de la civilización cristiana.


Publicidad


Del Partido Popular evitó hablar, pero sí ha hecho algunas consideraciones sobre otras formaciones, como Podemos, que ha caracterizado como “la expresión” del populismo que criticaba antes.

Añadió que la irrupción de este tipo de partidos proviene de gente que “está enrabietada con su propia vida” y que “no se acepta a sí misma“, y por eso, explicó, vota a la formación de Pablo Iglesias.

Ciudadanos, sin embargo, es “otra cosa”, y lo comparó con las salidas a las crisis que se han dado en Francia de la mano de “un liderazgo emergente” como el de Emmanuel Macron, o en Alemania, donde hace poco se rubricó la reedición de la “gran coalición” entre democristianos y socialdemócratas.

En cuanto al PSOE, afirmó que “no se sabe dónde está“, ya que mientras hay fuerzas en línea con ese “nuevo orden” que empuja hacia a un pacto con la formación “naranja”, hay otras en la “línea populista”.

En ésta, Mayor Oreja situó al secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, quien, en su opinión, ya trató un “frente popular” con Podemos y los nacionalistas.

Del nacionalismo el exministro y ex eurodiputado dijo que es la manifestación de la actual “crisis moral” de España. Y criticó que en España se premie la diferencia en lugar del entendimiento entre distintos, y a la vez, defendió que las comunidades autónomas más ricas, como País Vasco y Cataluña, deberían preocuparse por las más pobres.

Según recalcó Mayor, el movimiento nacionalista se mueve en “vanguardias”: en primer lugar, ETA; posteriormente, el ‘Plan Ibarretxe’; y, actualmente, el ‘Plan Puigdemont’.


Publicidad


En este sentido, recordó que ETA no está derrotada, pues lo que representa es más que una organización terrorista. Es “un proyecto político para romper España“, aseguró.

De esta manera, alertó de que su próximo movimiento consiste en “hacer legal lo que hoy es ilegal”, es decir, el llamado “derecho a decidir”. “O el conjunto de España paramos al nacionalismo o será inevitable”, matizó Mayor Oreja.

El exministro de los gobiernos de José María Aznar abogó por que los partidos constitucionalistas trabajen por encontrar espacios comunes, por ejemplo para que el español, “la segunda lengua más hablada del mundo”, no sufra “maltrato” en algunas comunidades.