Jueves, 18 de Octubre de 2018

El presidente del PP en Aragón, Luis María Beamonte, ha acusado al jefe del Ejecutivo autonómico, Javier Lambán, de hablar solo “en clave electoral” al anunciar que la reforma del impuesto de Sucesiones y Donaciones entrará en vigor en 2019.

“A muchos aragoneses lo que les aprieta es el impuesto de Sucesiones, que han tenido que pagar y se han tenido que endeudar muchos de ellos, el IRPF tal y como está en la Comunidad Autónoma, Patrimonio, Donaciones, Hidrocarburos” mientras que “al señor Lambán no le aprieta más que una cosa y son las elecciones“, criticó el presidente autonómico del PP.

Beamonte cree que la credibilidad de Lambán es “realmente escasa”, al recordar que “siempre se ha manifestado, por convicción y coherencia” en contra de cualquier modificación “a la baja de la elevada carga impositiva que sufren los aragoneses”.


Publicidad


Por ello, el presidente de los populares considera que se trata “de una iniciativa claramente oportunista“, puesto que el PP ha reclamado la bonificación de hasta el 99% del impuesto de Sucesiones además de rebajas fiscales en otras figuras impositivas.

Según el PP, la respuesta de Lambán siempre ha sido negativa pese a que se trata de una reivindicación que “además de ser justa, está en línea con lo que muchas comunidades autónomas, incluidas las presididas por los socialistas, han aprobado”.