Sabado, 17 de Noviembre de 2018

Ciudadanos ha presentado al presidente de Aragón, Javier Lambán, una propuesta para modificar este mismo año el impuesto de Sucesiones en la que plantea su supresión “a las clases medias”, con una bonificación del 99 % para herencias de hasta un millón de euros entre padres, hijos y cónyuges.

Esa bonificación estaría condicionada a un patrimonio preexistente inferior al millón de euros.


Publicidad


Ese es el principal punto de la propuesta que la portavoz de Ciudadanos en las Cortes y el responsable de Hacienda de la formación naranja, Susana Gaspar y Javier Martínez, han planteado hoy a Lambán para que la modificación de este polémico impuesto llegue como proposición de Ley al parlamento en un máximo de dos meses para que se tramite de forma rápida y entre en vigor ya a partir de octubre, dado que no se puede forzar una reducción de los ingresos presupuestarios ya aprobados.

Tras el encuentro, en el que también ha participado el consejero de Hacienda, Fernando Gimeno, Martínez ha precisado que el propósito es que pueda entrar en vigor en octubre y que se dejarían de recaudar entre 35 y 50 millones, una merma que para la formación puede absorber el presupuesto dados los aumentos en los ingresos por la financiación autonómica de los últimos años.

En su propuesta, que el Ejecutivo estudiará según han indicado fuentes del gabinete de Lambán, Ciudadanos plantea una bonificación del 99 % en el primer millón de euros en herencias entre padres, hijos y cónyuges, condicionada a un patrimonio preexistente inferior a esa cantidad.

También apuestan por que se establezcan ventajas fiscales a las donaciones de padres a hijos para la adquisición de vivienda habitual, con una exención en la tributación de los primeros 200.000 euros, y por ampliar a 500.000 euros a quienes quieran donar dinero a hijos o cónyuges para la puesta en marcha de negocios, que para Martínez podría propiciar la mejoría de la actividad económica.

Ciudadanos quiere además que se resuelvan las “injusticias” que se producen en la aplicación del impuesto de Sucesiones, y ha puesto como ejemplo a quienes heredan un piso que ha tenido que ponerse en alquiler para poder pagar la residencia de la persona que lo deja en herencia, dado que ahora no se considera vivienda habitual.

En cuanto a las herencias de empresas familiares, Cs quiere que se introduzca un matiz respecto que la sociedades tengan que seguir vivas durante cinco años, de forma que si hay causas de fuerza mayor que provoquen el cierre quien la haya heredado no tenga además la carga de asumir el impuesto.


Publicidad


El objetivo de Ciudadanos es hacer “política útil” desde las instituciones y con ese objetivo ha trabajado varios meses en esta propuesta “constructiva” para modificar el impuesto de Sucesiones para “aliviar la carga impositiva que en estos momentos padecen los aragoneses”, ha subrayado Gaspar.

Con el fin de conocer quienes pagan realmente el impuesto Ciudadanos pidió al Gobierno hace tres meses un informe que Gaspar espera que en los próximos días llegue a las Cortes, si bien la formación ha optado por adelantarse y presentar su propuesta al Gobierno para tratar de solucionar los problemas que generan este impuesto por medio del diálogo.

Para Martínez, esta es la vía para abrir la negociación en torno al impuesto de Sucesiones y Donaciones en la Comunidad sin cerrarse a las aportaciones que puedan hacer el resto de grupos parlamentarios siempre que el objetivo sea mejorar este impuesto.