Miércoles, 14 de Noviembre de 2018

La Comisión Institucional de las Cortes ha aprobado una iniciativa en la que se reclama un protocolo de actuación, conveniado con los ayuntamientos, para la exhumación de fosas comunes de personas asesinadas durante el franquismo.

La iniciativa, presentada por Podemos y que ha recibido el apoyo de PSOE, Grupo Mixto y Ciudadanos y la abstención de PP y PAR, pide que se establezca un protocolo para los trabajos de documentación o cata en los terrenos y que se dé prioridad a los municipios con un mayor número de restos mortales y peticiones de los familiares de las víctimas o asociaciones.

“Cualquier persona tiene derecho a recuperar los restos de sus familiares y vemos un vacío moral y ético, porque las familias no tendrían que ir a los tribunales”, ha considerado Alfonso Clavería (Podemos), quien ha asegurado, según fuentes parlamentarias, que existe un “interés creciente” en la recuperación de los restos, ya que las familias buscan a sus allegados “para superar el dolor de los trágicos momentos de su muerte”.


Publicidad


El popular Miguel Ángel Lafuente ha lamentado que con esta iniciativa Podemos “solo reclama protagonismo político porque es una petición que en el PP consideran, como en el PAR, que “ya está contemplada” en la ley de Memoria Democrática, actualmente en tramitación en el Parlamento.

Lafuente ha dicho que Podemos está intentado “capitalizar el dolor de las víctimas”.

“Cuando quieren aprobar una ley rápido se hace rápido, puesto que el ritmo de una tramitación de una ley la marcan los parlamentarios con mayoría”, ha matizado por su parte María Herrero, del PAR.

El socialista Darío Villagrasa ha expuesto que la futura ley habla de la necesidad de crear un mapa de fosas y establece la necesidad de “descender al detalle sobre el derecho de las exhumaciones“, así como desarrollar un protocolo con los ayuntamientos.

En la misma línea, Ramiro Domínguez ha insistido en la necesidad de realizar una catalogación de las fosas localizadas en Aragón y ha subrayado que la aragonesa es una de las comunidades con mayor prevalencia de fosas, puesto que fue “zona guerra hasta 1954”.

Para Carmen Martínez (CHA), cuando se apruebe la ley de Memoria Democrática “todo será mucho más rápido, tras muchas décadas de no pasar página”.