Domingo, 18 de Noviembre de 2018

Azcón no pinta nada, pero quiere pintar. La oposición cansa y un político como él quiere gobernar.

El líder de los populares en el ayuntamiento, a falta de otras ocupaciones, se ofrece a pintar paredes.

Estamos deseando ver la imagen y comprobar el estilo que los miembros del grupo popular tienen con la brocha.

Pepe Gotera y Otilio pueden quedar como aficionados.

Quizá, el próximo año, los concejales del PP, se animen a participar en el conocido festival ‘Asalto‘ con sus camisas planchadas y su traje.

Todo es ponerse. Asalto al ayuntamiento.

Tenemos un pabellón sin nombre pintado y un equipo de gobierno que no quiere cumplir las sentencias.

Un pabellón, por cierto, con nombre de un príncipe que ahora es rey.

Pepe Gotera y Otilio pueden quedar como aficionados

Una historia triste en la que el nombre de un buen entrenador se ha tratado con poco respeto y como moneda de cambio.

En el fondo de este asunto, hay una preocupante falta de escrúpulos y un equipo de gobierno de Mortadelo y Filemón.

Política de rodillo y de brocha gorda.

Ojalá veamos la escena y no quede todo en un farol.

El ridículo llevado al extremo siempre es divertido.