Martes, 13 de Noviembre de 2018

El Gobierno de Aragón asegura que la avenida extraordinaria del río Ebro está en la actualidad “razonablemente controlada“. Y por tanto, se descarta que pueda afectar a los cascos urbanos de las poblaciones ribereñas. Sin embargo, hasta que la situación disminuya sustancialmente, se mantiene la situación de alerta.

El presidente del Gobierno, Javier Lambán, así lo ha afirmado, tras realizar una visita al barrio zaragozano de Monzalbarba, donde la crecida del Ebro aconsejó ayer el desalojo de una residencia para personas mayores.


Publicidad


El responsable autonómico, horas después de conocer las primeras afecciones causadas por el agua, ha destacado que la crecida se ha producido finalmente en “términos menos dramáticos de los que se esperaba en un primer momento”.

Ha destacado que en un contacto telefónico mantenido unos minutos antes con el alcalde de Novillas, José Ayesa, éste le había informado que, a su juicio, la punta de la avenida estaba transcurriendo en este momento, con unos 10 centímetros más de altura del cauce sobre la registrada la noche de ayer.

SE NORMALIZA LA SITUACIÓN

Una situación, ha explicado el dirigente regional, que permite descartar inundaciones de cascos urbanos al transcurrir la cresta de la avenida de forma “normalizada”, sin la previsión de alteraciones significativas en las próximas horas o días.

Lambán, que presidirá esta mañana una reunión del Centro de Emergencias (CECOP) a la que asistirá la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, ha asegurado que “lo más destacable” es la respuesta coordinada de las instituciones y de la sociedad civil en general para hacer frente a la riada.

Tras subrayar que la crecida de 2015 “nos ha enseñado mucho para que la de ahora haya transcurrido de una forma mucho más controlada“, el presidente aragonés ha resaltado que la coordinación conseguida “nos hace ser optimistas de cara a circunstancias futuras de esta naturaleza”.

Lambán ha apelado a la “tranquilidad” de los vecinos de las zonas más próximas al Ebro, aunque ha advertido que se mantendrá la situación de alerta y los medios operativos desplegados para hacer frente a las emergencias.

Ha añadido que a la ministra de Agricultura le solicitará la ejecución de actuaciones en el río Ebro que, sin descartar una óptica medioambiental, permitan prevenir las afecciones de las riadas extraordinarias.

“Se ha demostrado -ha resaltado a este respecto- que cuando se actúa en el río de una manera controlada y sensata, los efectos preventivos se notan perfectamente”.

LA AVENIDA, CAMINO DE ZARAGOZA

Los datos en tiempo real que aporta la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) en su página web indican que la punta de la avenida atravesará la ciudad de Zaragoza a las 09,00 horas de mañana, tres horas después de lo previsto inicialmente y con un volumen de caudal inferior.

La rotura, ayer, de una mota de contención en Castejón (Navarra) amortiguó la fuerza del caudal y retrasó su evolución en dirección a las poblaciones ribereñas aragonesas y a Zaragoza, que espera para las 09,00 horas de mañana un caudal máximo de 2.212,2 metros cúbicos por segundo, inferior a los 2.360,5 m3 previstos inicialmente.

En estos momentos, el caudal del Ebro a su paso por Zaragoza es de 1.931 metros cúbicos por segundo, mientras que el cauce se sitúa a 5,15 metros de altura.