Martes, 13 de Noviembre de 2018

El empresario Ricardo Mur ha sido reelegido presidente de la asociación empresarial, CEOE Zaragoza, en la Asamblea General celebrada hoy por la confederación. A su vez, también se ha ratificado como vicepresidentes a Víctor Sanz, José María Marín y Javier Ferrer.

La asamblea también ha respaldado la nueva composición del Comité Ejecutivo y la Junta Directiva, órganos de gobierno en los que están representados los diferentes sectores y empresas que componen CEOE Zaragoza, ha informado la organización empresarial en una nota de prensa.


Publicidad


En su intervención ante los miembros de la asamblea, Ricardo Mur ha hecho balance de la actividad de CEOE Zaragoza en los últimos cuatro años y ha incidido, en el plano interno, en el saneamiento económico de la organización.

Un saneamiento vinculado al aumento de las aportaciones privadas, la reducción de estructura y la renuncia a los planes públicos de formación; así como al proceso de integración de las organizaciones empresariales aragonesas para optimizar sinergias, costes y servicios.

Culminar este proceso es también uno de los propósitos enunciados por Mur para la nueva presidencia.

Como parte igualmente fundamental de la actividad de la confederación en este mandato y que tendrán continuidad, ha destacado el incremento de la participación de las empresas gracias a un plan estratégico centrado en la defensa de los intereses empresariales y la respuesta a las necesidades de los socios, la creación de diversas comisiones consultivas de trabajo y el Consejo Empresarial de CEOE Zaragoza (posteriormente de CEOE Aragón) como elemento tractor del impulso de las grandes empresas.

EL DIÁLOGO SOCIAL POR EL BENEFICIO DE ARAGÓN

Por otra parte, ha aludido a la necesidad de que el asociacionismo empresarial se reinvente de forma permanente para crecer en representatividad e independencia, contando con un modelo adecuado de financiación de las organizaciones.

Dentro de la labor realizada por estas, ha hecho mención especial al diálogo social y su importancia para crear un clima económico y social proclive a atraer y retener inversiones a la Comunidad Autónoma.

La concesión del Premio Aragón a la Mesa del Diálogo Social reconoce esta aportación y refuerza su papel, ha comentado.

Respecto a la economía aragonesa, ha hecho hincapié en el crecimiento del PIB de la Comunidad, aupado por la competitividad y el trabajo de las empresas que componen su tejido productivo.

Ha resaltado, igualmente, sus diferenciales positivos respecto al conjunto de España como la menor tasa de desempleo, la potencia industrial y la mayor internacionalización, y se ha referido a algunos de los retos más urgentes, como son la despoblación, las carencias en materia de infraestructuras, el incremento del tamaño medio de las empresas o la mejor adecuación de la formación a las necesidades empresariales.

La asamblea electoral ha contado con la participación como invitados del Consejero de Hacienda del Gobierno de Aragón, Fernando Gimeno, del presidente de CEOE Aragón, Fernando Callizo, del rector de la Universidad de Zaragoza, José Antonio Mayoral, entre otros.