Sabado, 17 de Noviembre de 2018

El PP de Aragón pondrá en marcha una rebaja fiscal basada en la seguridad jurídica, la igualdad y un modelo de certidumbre y confianza para los aragoneses. Así lo ha confirmado el líder del PP de Aragón, Luis María Beamonte, en un acto político con la presencia del reputado economista Daniel Lacalle.

Los populares, en su camino hacia la presidencia del Gobierno de Aragón, detallan varias propuestas ambiciosas para una bajada sustancial de los impuestos. La situación que vive la comunidad aragonesa, destacan fuentes del PP de Aragón, es “insostenible” por ser una de las comunidades con los impuestos más altos.

Publicidad

Las medidas, según ha avanzado Beamonte esta mañana, se centrarán en la bonificación del impuesto de Sucesiones al 99% al segundo grado de parentesco, la bonificación de Donaciones en un 99% para familiares directos, una bajada de los tramos del IRPF autonómico con un mínimo del 9% y un máximo del 21%.

A su vez, detallan una bajada de impuestos a menor escala que repercutirá positivamente en familias y empresas. Así como reducciones fiscales para mejorar los niveles de emprendimiento. Junto a ello, habrá deducciones fiscales con especial incidencia en las zonas despobladas.

UNA REFORMA “PROFUNDA”

La reforma del modelo fiscal autonómico, con una bajada de la carga impositiva como principal iniciativa, es la primera propuesta presentada por el líder de los populares aragoneses en lo que constituye su Programa de Gobierno para Aragón.

Beamonte lo ha definido como “otro modelo de hacer las cosas: el de la moderación, la centralidad, el respeto al que piensa distinto y el sentido común”.

Luis María Beamonte, junto al economista Daniel Lacalle / PP de Aragón

El presidente del Partido Popular de Aragón, en un encuentro con representantes de la sociedad civil aragonesa y del empresariado, ha avanzado que su proyecto económico y fiscal está cimentado “en la seguridad jurídica, la igualdad de todos los ciudadanos y la certidumbre y la confianza”.

En su intervención, ha rechazado la práctica de que el “sostenimiento de los servicios públicos a través de la confiscación del ahorro de las familias. Eso, si me lo permiten, es el método más fácil”, afirmó.


Publicidad


Por el contrario, ha defendido las iniciativas que generen crecimiento económico porque “la mayor disposición de recursos de los ciudadanos, vía menos impuesto o mejores salarios, favorece el consumo y ello genera más ingresos públicos y reactiva la economía. Es un efecto rebote. Cualquiera lo ve”.

“Repartir el pago de impuestos de forma más equitativa supone tener mayores oportunidades”, ha destacado.

Y todo ello porque, tal y como ha afirmado, “el modelo social de nuestro país ha avanzado, ha cambiado mucho en los últimos cuarenta años, lo que ha permitido un aumento exponencial de la clase media de nuestro país”, y eso implica que “el modelo fiscal debe avanzar en consonancia con esa realidad.”

LAS REDUCCIONES

En el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, desde el PP de Aragón se plantea una bonificación de hasta el 99% para familiares directos y colaterales hasta segundo grado, lo que supondrá no solamente reducirlo al máximo legalmente permitido, sino ampliar sustancialmente el número de beneficiarios.

En cuanto a Patrimonio, Beamonte ha afirmado que “supone un doble gravamen sobre rentas e inversiones que ya tributaron en el momento de ser generadas o adquiridas y, por lo tanto, atenta contra el ahorro y el esfuerzo de todas las familias aragonesas”, por lo que bonificará el impuesto al 99%, y aplicará su exclusión en cualquier caso de este cómputo específicamente la vivienda e inmuebles de carácter residencial entre otros beneficios.

Líderes empresariales y destacados empresarios en la presentación / PP de Aragón

También en Transmisiones Patrimoniales se pretende establecer un tipo único del 7%, lo que supone un ahorro estimado medio de entre el 12,5% y el 30% para el contribuyente, según los populares.

Publicidad

En el caso concreto de las transacciones inmobiliarias realizadas en municipios de menos de 3.000 habitantes, el PP de Aragón propone bajarlo hasta el 6%.

El Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentos sigue la misma línea de menor presión fiscal y por ello Luis María Beamonte propone la bonificación del 10% para segundas y ulteriores entregas de inmuebles que sean energéticamente eficientes, los destinados a actividades de reciclaje o valorización de residuos, así como para las transacciones cuya finalidad sea la instalación o ampliación de entidades, actividades o inversiones productivas de bienes y servicios.

BAJADA DEL IRPF

El líder del PP de Aragón, Luis María Beamonte, propone rebajar el mínimo del 10% actual al 9%, y el máximo del 25% vigente al 21%.

Estos cambios situarán a Aragón en línea con las Comunidades económicamente más avanzadas, donde la suma de las escalas autonómica y nacional se situará en una horquilla entre el 18,5% y el 43,5%, lo que significa que “la rebaja fiscal propuesta afecta a todos los tramos de renta, por lo que será percibida notoriamente por toda la sociedad aragonesa”.