Martes, 13 de Noviembre de 2018

El próximo mes de junio se cumplirán los 10 años desde la inauguración de uno de los acontecimientos de mayor importancia, tanto nacional como internacional, de la ciudad de Zaragoza.


Publicidad


La Expo de 2008, que pivotaba sobre el agua y el desarrollo sostenible, catapultó a la ciudad como un escenario de diversidad cultural, vanguardia arquitectónica y centro del debate político-social sobre el futuro de las ciudades.

Así se muestra al público parte del edificio / Legado Expo

Sin embargo, diez años después, varios de sus edificios muestran la decadencia del paso del tiempo y la dejadez institucional.

Las autoridades encargadas de su cuidado o preservación no han dedicado el empeño suficiente para mantener, al menos, con el mismo brillo que el día en que Zaragoza volvió a mirar al río Ebro un día de junio de 2008.

Un edificio único en un lamentable estado / Legado Expo

Entre todos los edificios, el Pabellón Puente de la arquitecta Zaha Hadid muestra un deplorable aspecto.

LAMENTABLE ESTADO

La asociación ‘Legado Expo’, con motivo del próximo décimo aniversario, comenzó una serie de visitas por el entorno de la Expo de 2008 para la ciudadanía. Sin embargo, según explican en una nota de prensa, el estado del Pabellón Puente deja mucho que desear.

El edificio vanguardista, unas de las obras más reconocidas de la arquitecta Zaha Hadid, muestra claras deficiencias. En el día de ayer abrió sus puertas, tras más de 5 meses cerrado a cal y canto, y la sensación en los visitantes era de desolación.

Según ‘Legado Expo’, “el puente tan sólo estaba abierto cómo paso peatonal, no permitiendo acceder al resto de pods o partes del edificio, siendo únicamente su paso central el permitido“.

“En una rápida visita, hemos comprobado como seguían sin ser reparados los mismo desperfectos que ya estaban en el momento de su cierre en 2017, y que a éstos se sumaban los que que se han producido en éste tiempo de invierno con un deterioro importante de elementos de la fachada y del interior”, detallan.

Los visitantes ven claramente las deficiencias del Pabellón Puente / Legado Expo

Los desperfectos son múltiples, desde grietas en la paredes, en el suelo, desconchones, cristales de iluminación, la fachada que se llevó el viento en un reciente tormenta de viento, grietas en la paredes, graffitis, fallos en algunos elementos eléctricos, evidencia de vandalismo y ausencia de elementos de iluminación exterior, así como un enorme grado de suciedad en todos y cada uno de los elementos del puente.

Publicidad

Es por eso, apunta la asociación, que por primera vez desde hace años, el Pabellón Puente no estará incluido en la visita guiada que promueve ‘Legado Expo’ por su pésimo aspecto.

“Mientras no se subsanen los desperfectos, no incluiremos el Pabellón Puente como elemento a visitar dentro del recinto Expo, ya que su estado de conservación y mantenimiento es tan vergonzante, que no lo consideramos digno de que sea enseñado a los visitantes de la zona Expo, pudiendo lastrar así la imagen global del recinto en el año de su décimo aniversario”, afirman.

En la fachada exterior se pueden ver hasta graffitis / Legado Expo

El edificio Pabellón Puente es propiedad, y por tanto responsable, la empresa pública ‘Expo Zaragoza Empresarial’. Su gestión corresponde a la Obra Social de Ibercaja Banco.