Martes, 13 de Noviembre de 2018

El Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha dado su visto bueno por unanimidad al acuerdo entre el Consistorio y ADIF que permitirá desbloquear la urbanización de los suelos contiguos a la estación del Portillo.

Una enorme cicatriz urbana que aglutina casi 100 metros cuadrados, y engloba tres edificios singulares del pasado y presente de la ciudad. Por un lado, la estación del Portillo, el edificio de Correos, y actualmente el edificio de Caixaforum.

El espacio supone una frontera entre los barrios de Casco Histórico, Delicias, Centro y La Almozara.


Publicidad


El edil de urbanismo, Pablo Muñoz informó, en el día de ayer, de que la negociación ha sido “complejísima” y que aún faltan pasos por dar, pero ha reiterado que el acuerdo habla bien de ambas partes.

El próximo paso será reparcelar y urbanizar estos terrenos, que separan los distritos Centro y Delicias, para conseguir eliminar esta “cicatriz”.

El resto de los grupos ha apoyado el acuerdo, pero han mostrado matices y han rebajado las expectativas, como el popular Pedro Navarro, quien dice que todavía hay “peros” y que es “un poquito patada hacia adelante“.

Los suelos del entorno de la estación del Portillo son propiedad de Zaragoza Alta Velocidad (ZAV), un holding empresarial formada al 50% por ADIF-Renfe, al 25% por el Ayuntamiento y al 25% por el Gobierno de Aragón.