Miércoles, 14 de Noviembre de 2018

El estadio de La Romareda de Zaragoza fue, en el día de ayer, el lugar de encuentro por la inclusión social. Y es que el fútbol, es una de las herramientas inclusivas más eficaces.

Los dos equipos, formados por funcionarios y reclusos del centro penitenciario de Zuera (Zaragoza), uno de ellos, y por voluntarios y empleados de CaixaBank, otro, reunieron a cerca de cuarenta jugadores.

Publicidad

El partido se realizó a iniciativa de la entidad de crédito y del club aragonés.

Los dos equipos lucieron la equipación del Real Zaragoza, uno de éstos jugó con la titular (los colores blanco de la camiseta y azul del pantalón), y el otro, jugó con la suplente de la actual temporada (totalmente de rojo).

Las camisetas se las pudieron quedar como uno bonito recuerdo. Eso sí, el resultado del partido -que era lo menos importante- fue a favor del equipo rojo con una victoria de 3 sobre 2.

Además, cada jugador se pudo realizar fotografías en el campo y en el photocall oficial de La Liga de Fútbol Profesional.

Al finalizar el encuentro, los presos y empleados de CaixaBank, recibieron la visita de dos jugadores del Real Zaragoza, de Gaizka Tokero y Javi Ros, y también de su entrenador Natxo González.