Miércoles, 14 de Noviembre de 2018

El equipo Urban Search and Recue (USAR) del Cuarto Batallón de Intervención en Emergencias de la Unidad Militar de Emergencias (UME) ha realizado este jueves en la Estación Delicias de Zaragoza un simulacro de 24 horas para probar su capacidad de rescate ante derrumbes de túneles ferroviarios.

Este equipo, compuesto por 42 efectivos entre personal de mando y control, apoyo sanitario, búsqueda técnica, búsqueda y rescate y logística, ya ha actuado previamente en los terremotos de Haití, Lorca (Murcia), Nepal o México.

Publicidad

El simulacro en sí comenzó en la jornada del miércoles, a las 13 horas, cuando se producen los sucesos -un desplome estructural en el túnel por causas desconocidas con un número incierto de entre 2 y 6 personas atrapadas-.

Dos horas después, la UME es requerida para presentarse en el lugar de los hechos, a las 17 horas llega a la “zona caliente” y una hora más tarde el batallón ya está plenamente capacitado para actuar.

Ya en la estación, hay dos frentes abiertos, de donde han sido liberadas ya tres víctimas con heridas de distinta gravedad, atendidas y puestas a disposición de los servicios sanitarios.

En el transcurso de la visita se llegan a rescatar a otros dos heridos más, incluido uno con el que se práctica el rescate vertical, es decir, entre diferentes niveles, siempre después de que los efectivos médicos de la UME estabilicen a la víctima.

Antes también confirman con diversos dispositivos técnicos el lugar donde se encuentran las víctimas, ya que los perros no lo pueden concretar con completa exactitud.

En el caso de que hubiera que retirar losas, emplean gatos hidráulicos para elevar cargas pesadas; lo hacen con una de una tonelada, pero pueden soportar hasta las 50.

Combinan estos sistemas de elevación con los neumáticos, que son más rápidos, pero soportan menos peso.


Publicidad


Por otro lado, en una de las puertas en las que trabajan los militares se produce una fuga de gases, no tóxicos, pero que pueden afectar al rescate, que se deberá acometer en condiciones de baja o nula visibilidad.

El ejercicio, realizado conjuntamente con ADIF, que también ha aportado a un jefe en la toma de decisiones, ha concluido a las 14 horas y es el primero que se realiza en la Estación Delicias, aunque ya se han desarrollado otros en instalaciones similares o la UME ha acudido a simulaciones de la empresa pública como observadores.

El equipo ha sido activado en tiempo real y las actividades del ejercicio comprenden todas las fases propias de un ciclo de respuesta de un equipo USAR internacional: movilización, operaciones y desmovilización.