Jueves, 15 de Noviembre de 2018

El 24 % de las empresas aragonesas que tienen al menos diez empleados son rentables y crecen, lo que les otorga la categoría de sociedades ‘Estrella’, según un informe que ha realizado un equipo de investigadoras de la Universidad de Zaragoza, a partir del análisis de 6.225 sociedades entre 2005 y 2015.

El ‘Mapa de crecimiento y rentabilidad empresarial en Aragón’ tiene como objetivo determinar cuáles son los distintos modelos empresariales en la comunidad autónoma, a partir de dos variables: el crecimiento en el volumen de negocio y la rentabilidad.

Publicidad

Además de las ‘Estrella’, un 21 % de las empresas aragonesas cumplen con los parámetros de alta rentabilidad, a pesar de no mostrar un crecimiento económico notable, mientras que un 13 % de las sociedades cuentan con un elevado nivel de inversiones y gasto pero su liquidez es más limitada, según investigación a instancias del Consejo Económico y Social de Aragón (CESA).

De acuerdo con los datos ofrecidos, un 26 % de las empresas generan pérdidas y son menos eficientes, lo que les otorga la categoría de ‘Mediocres’.

En las conclusiones de la investigación se afirma que algunos factores como el tamaño de la empresa, la actividad o la localización no son determinantes a la hora de alcanzar unos niveles positivos de rentabilidad y crecimiento.

Sin embargo, la edad, la inversión en recursos humanos o la capacidad para destinar parte de los beneficios a la responsabilidad social sí que tienen influencia en estas dos variables.

Publicidad

Según el estudio, el sector más afectado por la crisis económica ha sido el de la Construcción, que congregaba un importante número de empresas ‘Estrella’ pero que se han reducido “drásticamente”.

El resto de áreas económicas sí que ha aumentado su número de empresas rentables y con crecimiento, especialmente las que se dedican a la industria manufacturera, la agroalimentación y la fabricación de maquinaria, equipos y elementos metálicos.

Según esta investigación, la exportación y la innovación son dos de los principales factores que impulsan el crecimiento y la rentabilidad de estas empresas