Martes, 13 de Noviembre de 2018

El Hospital Miguel Servet de Zaragoza se ha convertido en el primer centro público español que incorpora un retinógrafo de última generación.

Éste es capaz de llegar a zonas inaccesibles de la retina. Y por lo tanto, mejorar el diagnóstico de patologías periféricas como la retinopatía diabética, el desprendimiento de retina con desgarro o una vasculitis periférica.

Es una tecnología fundamental para el servicio de Oftalmología del centro aragonés.


Publicidad


RAPIDEZ

El servicio que presta el nuevo aparato otorga una mejor experiencia para el paciente. Con una mayor rapidez. Según fuentes del departamento de Sanidad de la DGA, desde la entrada en funcionamiento de este aparato se han revisado diariamente unos quince pacientes.

Con el nuevo dispositivo médico, con cinco minutos y dos tomas sencillas se pueden observar hasta 200 grados de la retina. Antes, con la técnica utilizada, se observaban 30 de una retinografía normal.

En palabras del jefe del servicio de Oftalmología del centro hospitalario, Luis Pablo Júlvez, es una  tecnología “casi revolucionaria”.

Con ella, se puede fotografiar el fondo de ojo de un campo “ultraamplio”. Y resaltan, desde el Hospital zaragozano, que a partir de ahora será vital para pacientes con patologías periféricas.

Por ejemplo, pacientes con tumores que aunque no son frecuentes tienen “mucha repercusión”.

150.000 EUROS

El aparato, en el que se han invertido 150.000 euros, proporciona imágenes con colores reales y de gran precisión.

Por lo que va a resultar fundamental, según las mismas fuentes, en el seguimiento de pacientes diabéticos, sobre todo para el control de diabéticos tipo 1 (juveniles). Y detectar la enfermedad cuando afecta a la retina periférica, que es donde empieza a desarrollarse.

Con el nombre de Clarus, este retinógrafo coloca al Hospital Miguel Servet, según Júlvez, “a la cabeza de este tipo de diagnósticos”.

El retinógrafo ha sido fabricado por la empresa Zeiss, una compañía con 170 años de trabajo en este campo que cuenta con 25 centros de I+D y cuenta con 28.000 empleados, como ha informado en la rueda de prensa la directora general de Zeiss España.