Martes, 13 de Noviembre de 2018

Hace más de cinco meses que el Gobierno de Aragón anunció un consejo asesor que persiguiera las tergiversaciones históricas, respecto a la comunidad aragonesa, encontradas en materiales educativos y culturales.

Y ayer, se celebró la sesión constitutiva para que comience su funcionamiento.

Publicidad

El Consejo, según fuentes gubernamentales, nace para prevenir e impedir que se produzcan errores en los contenidos relacionados con la historia, y en particular de la historia de Aragón, que se difundan en el ámbito de la educación no universitaria, así como en otros foros sociales.

Su labor se centrará, especialmente, en los contenidos relacionados con contenidos curriculares que se aprueben en las comunidades autónomas, publicaciones y materiales digitales, aunque también asesorará sobre documentación relacionada con el patrimonio de Aragón.

LOS MIEMBROS

A propuesta de la Universidad de Zaragoza, estarán presentes en el citado Consejo la profesora titular de en el área de Didáctica de las Ciencias Sociales, María Pilar Rivero, y el decano de la Facultad de Filosofía y Letras, Eliseo Serrano.

Además, tres personas más se suman a este cometido por designación del Departamento: la profesora del Departamento de Historia Moderna y contemporánea Carmen Frías; el catedrático de Historia Antigua y académico correspondiente de la Real de la Historia Guillermo Fatás, y el investigador y colaborador del Departamento de Historia Medieval José Ángel Sesma.