Sabado, 17 de Noviembre de 2018

El proyecto de investigación “Aragón Worker’s Helth Study” ha permitido realizar un diagnóstico que alerta sobre futuras enfermedades cardiovasculares, que se podrían manifestarse dentro de dos o tres años, a 412 trabajadores de la planta de Opel en Figueruelas (Zaragoza).

Este programa científico en el que participan voluntariamente más de 5.500 empleados y jubilados de la fábrica zaragozana tiene como objetivo implementar nuevos mecanismos para identificar dolencias cardíacas de forma precoz y establecer hábitos de vida saludable para prevenir sus riesgos.


Publicidad


“Nos queremos adelantar una o dos décadas con respecto al comienzo de la enfermedad”, ha indicado a los medios el investigador principal, Fernando Civeira, a la conclusión de la reunión de seguimiento del proyecto que se ha celebrado en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza.

A partir del estudio de variables como la dieta, el estilo de vida o el ejercicio, así como del análisis de más de 350.000 muestras de sangre y ADN de los trabajadores, el equipo de investigadores pretende obtener una serie de resultados que sean extrapolables a la población mundial.

En ese sentido, Civeira ha señalado que tras nueve años de observación y documentación de los datos, ahora comienzan a tener un “volumen suficiente de patologías” que les permita “luchar contra las enfermedades cardiovasculares”.

“Es poco probable alcanzar medidas milagrosas a corto plazo, pero sabemos muchas cosas que se pueden aplicar y que funcionan muy bien”, ha añadido el doctor.

El estudio es posible gracias a la colaboración activa de cerca del 95 por ciento de la plantilla de Opel en Figueruelas, que ha sido escogida específicamente porque cumple con los criterios de edad, sexo y estabilidad laboral necesarios.

Por esa razón, el director general de Opel España, Antonio Cobo, ha anunciado hoy su “compromiso” para que la empresa continúe participando en esta investigación durante los próximos años, ya que las enfermedades cardiovasculares suponen la causa mayoritaria de fallecimientos laborales en el país país.


Publicidad


El estudio cuenta con una financiación de más de dos millones de euros y con la colaboración de cerca de una decena de empresas públicas, privadas, universidades y grupos de investigación de España y del extranjero.

Entre ellos, se encuentra el Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón (IISA), el principal soporte del programa, que ya ha conseguido publicar 36 artículos científicos en revistas internacionales y que ha facilitado la presentación de 15 tesis doctorales.

“Somos una herramienta muy importante para conseguir personal joven que garantice la estabilidad del proyecto a futuro”, ha indicado el director científico del IISA, Ángel Lanas, quien ha anunciado la viabilidad del programa durante la próxima década.