Jueves, 18 de Octubre de 2018

Las bicicletas serán a partir de hoy tratadas como el resto de vehículos en las calles peatonales de acceso restringido en Zaragoza, lo que implica que los ciclistas solo podrán acceder a la zona si su destino está en una de estas vías o, de lo contrario, se les sancionará con una multa de 36 euros como dicta la ordenanza municipal.

Esta es una de las medidas que ha tenido que tomar el Ayuntamiento de Zaragoza para llegar a un acuerdo con la empresa Zalesco, que inició un proceso judicial hace seis años contra el Consistorio para prohibir la circulación de bicicletas por espacios peatonales.


Publicidad


Con el acuerdo, compuesto por cinco puntos principales, el Ayuntamiento zaragozano “cierra la vía judicial” con la parte demandante. Desde el Ayuntamiento, se considera una “solución transitoria hasta que el problema de fondo, que es la ausencia de una normativa estatal, se resuelva”.

Para la concejal de Movilidad, Teresa Artigas, “es un acuerdo favorable en tanto en cuanto permite zanjar el proceso judicial”, si bien ha recalcado que “no es la situación ideal” y solo se resolverá cuando el Gobierno de España reforme la Ley de Tráfico o del Reglamento de Circulación como una prioridad para que los ayuntamientos puedan regular esta materia.

La postura del Ayuntamiento de Zaragoza sigue siendo la de “mantener la situación tal y como estaba hasta el día de hoy, porque se está hablando de potenciar el uso de un medio de transporte que es menos contaminante que fomenta un modelo de movilidad más sostenible”, ha dicho Artigas.

Como consecuencia de la reciente prohibición desde el Ayuntamiento de Zaragoza, se ha iniciado la retirada de casi cien señales que se colocaron en 2015 y que permitían, hasta hoy, la circulación de bicicletas por calles de acceso restringido.