Sabado, 20 de Octubre de 2018

La precandidata a presidir el PP María Dolores de Cospedal reconoció ayer que los casos de corrupción de “algunos” han causado “una humillación tremenda” al partido.

Sin embargo, pidió a los militantes y afiliados que no permitan que les “agachen la cabeza” porque en la organización “hay sobre todo gente buena“.

Cospedal, en el acto de cierre de la jornada en la sede de los populares en Zaragoza, incidió en la importancia de respetar “las reglas del juego” del proceso de primarias abierto en el PP, pues, según sus palabras, está en juego que la formación salga “mejor” de cómo entró, algo de lo que se ha mostrado convencida.


Publicidad


Uno de los asuntos que abordó durante su intervención fue la losa de la corrupción que dentro del PP han generado “algunos”. Y que propició la moción de censura que terminó con la legislatura de Mariano Rajoy.

LA CORRUPCIÓN DE “ALGUNOS”

Cospedal reconoció que haber salido a defender las siglas frente a las informaciones que se sucedían por los casos de corrupción ha debilitado su imagen, pero puntualizó que lo hizo para defender a los militantes en ayuntamientos y en las sedes y en las instituciones.

A ellos, explicó, había que explicarles que “ha habido algunos que venían a robar“, un extremo que con sinceridad “no se puede explicar”.

“Ha sido una humillación tremenda”, sentenció.

La sede del PP de Aragón estuvo a rebosar para escuchar a la exsecretaria general / PP

La ex secretaria general del PP recalcó que, si sale elegida para presidir el partido, será “implacable” con los que cometan corrupción.

“Se llame como se llame, venga de donde venga, seré implacable“, enfatizó.

Igualmente, pidio que se tenga en cuenta que esos corruptos están hoy “entre rejas”, y entraron en prisión “gobernando el PP”, a diferencia de “Andalucía y de Valencia”, donde, según sus declaraciones, “no pasa nada”.