Sabado, 20 de Octubre de 2018

El consejero de Servicios Públicos y Personal en el Ayuntamiento de Zaragoza, Alberto Cubero, defendió ayer que no hubo prevaricación en la sociedad municipal de Ecociudad.

De una manera contundente, a su vez, descartó dimisiones en el Gobierno de Zaragoza, después de la admisión a trámite de un auto en el Juzgado de Instrucción por presunta prevaricación en la sociedad municipal Ecociudad.

Concretamente, la investigación judicial ha sido admitida a trámite tras una querella “por supuesto delito de prevaricación administrativa” contra el alcalde y los ediles de ZEC, en el cese del antiguo gerente de Ecociudad, Miguel Ángel Portero, quien ha interpuesto la denuncia.


Publicidad


LA OPOSICIÓN PIDE “COHERENCIA”

Por parte de la oposición, conformada por PP, PSOE, Ciudadanos y CHA, se pidió “coherencia” y explicaciones al alcalde Pedro Santisteve, ante una querella de la que, reprochan al gobierno de ZEC, se han enterado “por los medios de comunicación”.

En sus declaraciones, Cubero negó que haya abierta una investigación contra el Gobierno y aclaró que la notificación del Juzgado de Instrucción a fecha del 19 de junio se limita a una mera “petición de información”.

En concreto se trata de dos documentos relacionados con la modificación de los estatutos de la sociedad municipal, mediante el cual el Gobierno se convirtió en socio único amparándose en la Ley de Capitalidad, y otro sobre el nombramiento del nuevo gerente, que a juicio del denunciante no se hizo de forma correcta.

En este sentido, Cubero defendió que este procedimiento no es “para nada” motivo de dimisión y que hasta el momento lo único que de lo que disponen es de un escrito del juzgado solicitando información sobre esta denuncia.

Y consideró que la denuncia es “fruto del malestar” del antiguo gerente.

En este sentido, manifestó que en su grupo municipal existe “tranquilidad y normalidad absoluta“, ya que los técnicos han avalado que no hubo prevaricación y el juzgado simplemente ha “requerido información”