Martes, 11 de Diciembre de 2018

El Partido Popular cierra una etapa para darle brillo a un futuro que deberá encarrilar Pablo Casado.

Tras unas primarias insólitas en los populares, donde en un inicio se presentaron seis candidatos a liderar la formación, el duelo final entre el proyecto de Pablo Casado o Soraya Sáenz de Santamaría se ha decantado en favor del primero.

Publicidad

La victoria de Pablo Casado es un cambio en la tendencia del Partido Popular de los últimos años. Es una vuelta a la esencia de los grandes valores, una enmienda a parte de la gestión del gobierno de Mariano Rajoy y la vuelta a la ilusión de un partido todavía tocado tras la moción de censura emprendida por Pedro Sánchez.

Con un resultado holgado, Pablo Casado ha ganado las primarias del Partido Popular con cerca del 60% de los votos, respecto a su rival, Soraya Sáenz de Santamaría. Es decir, gana el Congreso del Partido Popular por 451 compromisarios de más que la candidata.

El nuevo líder del PP aglutinará a todas las corrientes que han emergido durante las primarias. Es decir, incorporará a los equipos de todos los candidatos. Especialmente al entorno de Soraya Sáenz de Santamaría.

En su futuro equipo, según ha confirmado Pablo Casado durante su intervención en el plenario, habrá tres aragoneses.

Estará Pedro Navarro, concejal en Zaragoza y amigo personal de Pablo Casado, en su Junta Directiva Nacional; y en el Comité Ejecutivo Nacional le acompañarán la alcaldesa de Teruel, Emma Buj y el presidente del PP de Zaragoza, Javier Campoy. Eso sí, son tres dirigentes aragoneses por el momento.

Según la candidatura de Pablo Casado, habrá más incorporaciones de aragoneses al tratar de aunar al resto de candidaturas, así como potenciales líderes que le acompañarán en el Comité de Dirección, el principal órgano de gobierno de los populares.