Lunes, 17 de Diciembre de 2018

Un montañero de 63 años, vecino de Castro Urdiales (Cantabria), ha fallecido al resbalar por un nevero y precipitarse por una canal de nieve unos 100 metros en el pico Infiernos, en el término municipal de Panticosa, en el Pirineo oscense.

Según ha informado la Guardia Civil, el montañero, que portaba piolet y crampones, sufrió el accidente en en el día de ayer, y el guarda del refugio de Bachimaña advirtió del suceso a la central del 062 a través del servicio de emergencias 112.


Publicidad


Al lugar se dirigieron efectivos de los grupos de rescate e intervención en montaña de Panticosa y de Jaca, la unidad aérea de la Guardia Civil con base en Huesca y un médico del 061, que localizaron el cuerpo del montañero a unos 100 metros del fondo de un canal por la que se precipitó, en una zona muy vertical con gran cantidad de nieve.

El fallecido fue trasladado en helicóptero a Panticosa, y de allí al depósito de cadáveres de Jaca a la espera de que se le practique la autopsia.

OTRO INCIDENTE

Por otra parte, sobre las 14.00 horas del día de ayer, fue rescatada una mujer de 51 años, vecina de San Sebastián, que sufrió policontusiones y posibles fracturas en vértebras, en una pierna y en la pelvis al resbalar en un nevero y caer unos 30 metros hasta el Ibón Superior desde la Gran Facha, a unos 3.000 metros de altitud.

La herida fue evacuada por los equipos de rescate de Panticosa y Jaca en el helicóptero de Guardia Civil hasta Panticosa, desde donde una UVI móvil la trasladó al Hospital San Jorge de Huesca.