Martes, 11 de Diciembre de 2018

El intento del Partido Popular de conseguir un pronunciamiento del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Huesca sobre la Feria Taurina de San Lorenzo ha dividido hoy a los grupos municipales y tensionado la sesión plenaria en la que se debatía la propuesta.

El portavoz de los concejales populares, Gerardo Oliván, ha defendido una propuesta que buscaba una declaración institucional de apoyo a los festejos taurinos en la ciudad, que finalmente ha sido rechazada con los votos de los grupos de la coalición de gobierno municipal, PSOE, Cambiar Huesca y Aragón Sí Puede.


Publicidad


Oliván ha destacado en su intervención que las corridas de toros son un “pilar fundamental” para las fiestas que aportan, además, recursos económicos para los sectores turístico y hostelero.

El edil ha reclamado la constitución, el próximo mes de septiembre, de una mesa de trabajo para elaborar un nuevo pliego para la gestión de la feria taurina que garantice cinco festejos mayores durante las fiestas y garantice su continuidad en el futuro.

“Aún no conozco un concejal que devuelva las entradas de toros que se les dan”, ha añadido el portavoz del PP, que ha pedido al alcalde de la ciudad, Luis Felipe, que “no hipoteque el futuro de la feria por el capricho de unos pocos”.

El único apoyo obtenido por el PP ha partido del grupo de Ciudadanos, cuyo concejal Enrique Novella ha reprochado al equipo de gobierno haber generado a lo largo de la legislatura “un problema donde no lo había“.

EL ‘NO’ DE LA IZQUIERDA

En el turno de intervenciones, la portavoz de Aragón Sí Puede, Mary Romero, ha tachado al grupo del PP de “oportunista” por plantear una propuesta que busca “un conflicto que no existe“. Ha añadido que los espectáculos taurinos no sólo cuentan cada vez con un mayor número de detractores sino que constituyen una “excepción en la legislación española en lo que se refiere al maltrato animal“.

En este mismo sentido se ha pronunciado la concejal de Cambiar Huesca Silvia Mellado para quien la Feria Taurina “no puede ser un pilar fundamental de las fiestas porque no es de todos y genera división”.


Publicidad


La edil socialista María Rodrigo ha tachado la iniciativa del PP de “puro oportunismo”, y ha responsabilizado a esta formación de perseguir la “crispación” social y de “hacer de la polémica su política”, por lo que ha rechazado entrar en el debate de la propuesta.