Jueves, 18 de Octubre de 2018

Las diligencias abiertas por la titular del Juzgado de Instrucción nº 2 de Monzón en torno a la agresión sexual sufrida por una menor durante las fiestas patronales de Binaced (Huesca) no cuentan, hasta el momento, con ningún investigado en torno a la autoría de los hechos.

Según informa en un comunicado el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA), la instructora, tras recibir un informe preliminar de la policía judicial de la Guardia Civil, abrió ayer diligencias previas sobre la agresión sexual y emitió un auto para decretar el secreto de las investigaciones.


Publicidad


Estas fuentes precisan que la juez ha abierto diligencias por un “posible delito contra la libertad sexual“, pero sin precisar el alcance ni la naturaleza precisa del delito sufrido por la menor, una joven de 17 años que pasaba unos días en la casa de una amiga en Binaced.

Los investigadores de la Guardia Civil retrasaron la comunicación de las pesquisas a la instructora a la espera de poder precisar si el delito había sido cometido por un menor y determinar así la jurisdicción para el encausamiento del presunto autor.

La decisión de la juez se produce seis días después de registrarse los hechos la madrugada del pasado domingo en un descampado próximo a una zona de botellón al que la menor se dirigió para orinar.

Durante estos días previos a la comunicación de los hechos a la juez, los investigadores han podido constatar que la joven víctima no conocía a su agresor pero que podría identificarle “sin duda alguna”.

También, gracias a la fuerte resistencia ejercida por la menor, que mordió y arañó a su atacante, se pudieron recoger muestras genéticas del presunto agresor.

La agresión sufrida por la menor motivó, unas horas después de ser denunciada, la suspensión de las fiestas patronales de Binaced, cuya población llevó a cabo una concentración en apoyo de la joven y para condenar el ataque