Jueves, 18 de Octubre de 2018

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha asegurado hoy que no cree que su homólogo catalán, Quim Torra, “represente a Cataluña ni al pueblo catalán”, y que, en consecuencia, trató de evitar “darle la mano” durante los actos por las víctimas de los atentados de Barcelona y Cambrils.

Lambán, que hizo estas declaraciones durante una visita a las instalaciones de la Bodega Sommos en Barbastro (Huesca), en el día de ayer, también explicó que se desplazó para mantener las tradicionales relaciones “fraternales” existentes entre ambas autonomías, pero insistió en que no ve a Torra como un representante de Cataluña.


Publicidad


“Como creo que el señor Torra no representa a Cataluña, hice todo lo posible para no saludarlo“, subrayó el dirigente político aragonés.

A su juicio, mientras el conjunto de las instituciones fueron a Cataluña a “acompañar a las víctimas” en su duelo, “los independentistas, con Torra a la cabeza, hicieron una manipulación burda y zafia, y un aprovechamiento indecoroso de este asunto”.

Explicó, además, que las declaraciones hechas el pasado sábado por Torra de enfrentamiento con el Estado español son consecuencia de la “deriva de insensatez vesánica (demencia furiosa) en la que está instalado desde hace tiempo”, por lo que ve “imposible de reconducir el gobierno separatista, pero no Cataluña en general“.

En su opinión, “el Estado, de una manera casi irresponsable, lleva décadas yéndose de Cataluña, dejándola a merced de los independentistas, pero el Estado debe de volver a poner pie en Cataluña y desarrollar todas sus competencias”.