Sabado, 20 de Octubre de 2018

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, se ha mostrado muy duro con el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, respecto a la reclamada deuda del tranvía, y se ha preguntado por el “delito” que han tenido que cometer los zaragozanos “para tener a este señor en la alcaldía”.

Así se ha pronunciado, en una entrevista en RNE, preguntado por las declaraciones de ayer de Santisteve, quien recordó a Lambán que el Ayuntamiento lleva desde 2014 esperando al sellado del vertedero por la DGA o el pago de los 30 millones de la deuda del tranvía.

El presidente ha precisado al respecto que el problema que existe con la deuda del tranvía es que la interventora de la Comunidad dice que la Diputación General de Aragón tiene que pagar ocho millones y el interventor del Consistorio dice que el Ayuntamiento tiene que pagar cuarenta.


Publicidad


Si él pagara un euro más o si Santisteve aceptara un euro menos de lo que sus respectivos interventores defienden, estarían “prevaricando“, según Lambán, quien ha censurado que el alcalde propuso dejarlo entre una cifra y otra y llegar a veinte millones y “asunto solucionado”.

“Si lo dijera el alcalde de un pueblo pequeño iletrado, nos echaríamos las manos a la cabeza; cuando lo dice un licenciado en derecho nos preguntamos qué delito habrán cometido los zaragozanos para tener a este señor en la alcaldía“, ha enfatizado el presidente.

Santisteve también reclamó ayer la reunión de la Comisión Bilateral entre ambas instituciones, pero Lambán ha asegurado que el alcalde tiene sobre la mesa “desde antes del verano” una propuesta para sentarse a hablar de todos los asuntos de interés bilateral y con la posibilidad de incluir en la lista de asuntos a tratar los que él quiera introducir.