Miércoles, 17 de Octubre de 2018

ZARAGOZA – El sindicato CSIF advierte que la decisión del Gobierno aragonés de suprimir a finales de este mes el personal de refuerzo en el Juzgado de Incapacidades de Zaragoza tendrá como consecuencia “inmediata” el “colapso absoluto” de este órgano judicial.

En un comunicado, esta organización sindical considera “totalmente errónea” la iniciativa adoptada por la Dirección General de la Administración de Justicia del Ejecutivo autónomo respecto a un juzgado “sobrecargado” actualmente de trabajo.


Publicidad


Tras asegurar que desde la administración no se han dado a conocer los motivos de la decisión, el CSIF señala que el personal de refuerzo desarrolla su labor en el referido juzgado desde enero de 2016 a fin de poder absorber todo el volumen de trabajo acumulado desde dos años antes.

Destaca el sindicato, a tenor de las estadísticas del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que el juzgado zaragozano se ve afectado por una “escalada ascendente” en el número de casos tramitados y pendientes de resolución.

En relación a este punto se resalta que las sentencias dictadas por este tribunal a lo largo de este año superan en un 88 por ciento a todas las emitidas en 2016.

A juicio de los responsables del sindicato, la supresión del personal de apoyo favorecerá que las sentencias de incapacidad se demoren una media de 14 meses, frente a la actual de 8.


Publicidad


Las sentencias de tutela pasarán a su vez de los 4-5 meses de media a 7 meses “como mínimo”.

El sindicato advierte que a partir del próximo 1 de octubre este juzgado dispondrá de una plantilla inferior a los de Madrid, Barcelona o Valencia a pesar de tener una carga de trabajo mayor, por lo solicita a la responsable de la Dirección General de la Administración de Justicia que reconsidere esta “sangrante decisión”.