Viernes, 14 de Diciembre de 2018

ZARAGOZA – Cerca de 28.000 estudiantes han comenzado el curso 2018-2019 en la Universidad de Zaragoza, de los cuales 6.000 son alumnos de nuevo ingreso y alrededor de 15.000 perciben algún descuento en la matrícula como beneficiarios de las becas de excelencia, de acuerdo a los datos ofrecidos por el Gobierno de Aragón.

Los estudiantes se han incorporado a las clases en un año académico que estará marcado por la reforma del la Facultad de Filosofía y Letras, una nueva oferta de másteres, la reestructuración de algunos servicios o la reducción de la deuda económica de la Universidad.


Publicidad


“Este curso va a ser un buen curso, con un número de estudiantes que se mantiene a pesar de que la natalidad va en dirección contraria”, expresó a los periodistas el rector, José Antonio Mayoral, minutos antes de participar en el acto de apertura en el edificio Paraninfo, al que también acudió el presidente de Aragón, Javier Lambán.

El máximo responsable de la institución explicó que en el próximo curso se va a poner el foco de nuevo en la puesta en marcha de dobles titulaciones, mientras que se va a realizar una “apuesta fuerte” por la internacionalización.

Entre las novedades, también figura una reorganización del servicio de inspección académica que permitirá centralizar distintos departamentos como el económico o el de ordenación docente para que los órganos de control estén más coordinados.

Se trata de una medida para fortalecer la transparencia de la Universidad de Zaragoza, después de un curso marcado por los escándalos en la manipulación de notas del Instituto de Derecho Público de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.


Publicidad


“Imagínese que por un error médico en un hospital del sistema de salud público pusiéramos en tela de juicio un sistema del que todos los españoles estamos muy orgullosos”, defendió el rector.

El rector recordó que la Universidad de Zaragoza ha subido 80 puestos en la última clasificación internacional QS de calidad académica, que incorpora variables como el nivel de la docencia o la opinión de los empleadores sobre los estudiantes egresados.

“El sistema universitario español es, después del alemán, el que más universidades tiene entre las 500 primeras“, subrayó Mayoral.