Miércoles, 17 de Octubre de 2018

HUESCA – En la conocida estación de Candanchu, en pleno Pirineo aragonés, han aparecido tres lazos amarillos -símbolo que reivindica la libertad de los políticos presos por delitos penales- en una señal informativa.

Comienza a ser una habitual que aparezca una señal, espacio o edificio pintado con algún símbolo independentista catalán en la comunidad aragonesa.


Publicidad


Este es el último insulto del independentismo catalán en suelo aragonés. Lo cual completa una lista de agravios independentistas que comienza a ser incontable.

El intento constante por parte de las autoridades catalanas por falsificar la historia de la Corona de Aragón, o la pintada de una cruz histórica en la comarca de Sobrarbe de color amarillo con lazos independentistas, o el día que el concejal de Esquerra Republicana llamó pumas (putos maños) a los veraneantes aragoneses en la costa catalana.

O la aparición de una pintada que tildaba a Aragón como una provincia de África, junto a varios lazos amarillos, o también el cartel que señala la entrada en Teruel desde tierras catalanas donde se escribió “Lladres“. Es decir, “ladrones” en catalán.