Sabado, 20 de Octubre de 2018

ZARAGOZA – El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán (PSOE), ha iniciado el debate del Estado de la Comunidad aragonesa con un monográfico sobre los retos de la sociedad europea, desde el auge del nacionalismo hasta la flaqueza del Estado del Bienestar durante los años de crisis económica.

En un discurso, por otra parte, donde ha querido remarcar las potencialidades de Aragón como “motor de España” tras el consenso de 1978 con la Constitución española. Principalmente, según la visión del presidente aragonés, porque “desde 1714 las políticas de Madrid han favorecido siempre a Cataluña y al País Vasco”.


Publicidad


Javier Lambán entiende que la mejor forma de restañar las heridas abiertas durante la crisis económica, y la desigualdad política en beneficio del nacionalismo periférico, “han quebrado la confianza en el Estado del Bienestar”. Y por ello, “el futuro de España está en entredicho“, ha dicho.

La soberanía compartida en España, tras el acuerdo de la Constitución de 1978, no ha solucionado uno de los principales problemas políticos del país, en palabras del presidente aragonés. Según Lambán, la “política de apaciguamiento” con Cataluña durante los sucesivos gobiernos centrales -tanto del PP como del PSOE- ha producido el “efecto contrario al deseado”.

Y ha enfatizado en el inicio del nazismo con Adolf Hitler cuando ha explicado que “es lo que intentaron Chamberlain y Dadalier con Hitler, y ya sabemos cómo acabó la historia”.

Por otro lado, entre “la inercia de un capitalismo parasitario en Madrid” con “la superioridad moral” que otorga “alguna izquierda” al nacionalismo se ha relegado a la gran parte del país a un papel secundario.

“España sólo empezará a encontrar una salida cuando todas las comunidades tomen la palabra en este debate, no entre Madrid o Barcelona. Aragón deberá asumir una especial responsabilidad“, ha expresado.

RECONSTRUIR EL CONTRATO SOCIAL

A juicio del presidente aragonés, “el gran desafío de los poderes públicos consiste, ni más ni menos, en reconstruir el contrato social y político que dio origen a la democracia“. Una tarea que, ha dicho, no es fácil. Principalmente, porque no se ha emplazado a un acuerdo “ni en lo subjetivo ni en los instrumentos”.

Lambán ha querido matizar que el acuerdo necesario para la reconstrucción del contrato social, y que la sociedad se vea reflejado en sus poderes públicos, no debe estar ligado ni a las propuestas populistas ni a las medidas bolivarianas o colectivistas”.

Por otro lado, el presidente aragonés ha explicado que la propuesta “neoliberal” ha sido demoledora para el corazón de la sociedad europea. Según Lambán, la teoría económica ha podido demostrar que las economías más eficientes son aquellas que apuestan por la igualdad.

Así como el empeño que deben emprender las instituciones para recomponer el pacto social de la transición con una apuesta para repartir la riqueza con “una economía sana dentro de una sociedad igualitaria”. Es, en palabras de Javier Lambán, la agenda política del futuro inmediato para todo el país.