Martes, 23 de Octubre de 2018

ZARAGOZA – El Grupo Parlamentario de Podemos ha puesto sobre la mesa cinco peticiones “de mínimos”, “razonables, sensatas, cuantificadas y posibles”, para comenzar a negociar con el Gobierno de Aragón los presupuestos autonómicos de 2019.

No son, según dijo ayer en rueda de prensa el secretario general de Podemos Aragón, Nacho Escartín, “juegos de artificio” ni una “utopía” para el último tramo de la legislatura, sino que responden al ánimo de la formación morada de seguir poniendo en marcha “cambios notables” para mejorar la vida de los aragoneses.


Publicidad


Se trata, detalló Escartín, de medidas para disminuir el precio de los comedores escolares, incrementar las ayudas al alquiler, asegurar unos cuerpos de emergencia durante todo el año y en todo el territorio, implementar un cambio de modelo sociosanitario que esté basado en los cuidados y modificar íntegramente el modelo de depuración.

Según la portavoz parlamentaria, Maru Díaz, el coste de estas propuestas, que no están cuantificadas aún al detalle, porque algunas responden a un cambio de modelo y no conllevan partidas adicionales, caben dentro del previsible aumento del techo de gasto que habría que pactar en las Cortes, y por tanto “no hay excusa económica” para que el Gobierno de Aragón se siente a negociar.

EL FIN DEL ICA

En el caso del ICA, Podemos pretende acabar con un impuesto “injusto” y conseguir que los aragoneses no paguen “un céntimo más” por él que el resto de los españoles.

La solución, dijo Escartín, la tiene el Gobierno encima de la mesa, con la propuesta realizada por la Red del Agua Pública de Aragón (RAPA), que parece que el Ejecutivo “acepta” y que propone que el impuesto se transforme en una tasa, “progresiva y mínima”, que se pague a la administración que presta el servicio de la depuración.

Además, proponen que en 2019 el Ejecutivo continúe y amplíe los incentivos a los ayuntamientos que aún no tienen depuradora para que estos puedan llevar a cabo un proceso de depuración adaptado a sus características. Escartín precisó que no tendría sentido negociar los presupuestos antes de llegar a un acuerdo sobre el ICA.

MÁS PETICIONES

Respecto al resto de propuestas, la formación morada propone rebajar en 23 euros el precio de los comedores escolares, para que este pase de los 86 euros actuales a 62 y que Aragón deje de ser la tercera comunidad en la que más caro es este servicio.

También proponen duplicar las ayudas al alquiler, que en los presupuestos de 2018 fueron de 3,5 millones de euros, y que se establezcan bonificaciones de hasta el 60 por ciento para colectivos más vulnerables y necesitados, así como que la convocatoria se lance en el primer trimestre del año y no en agosto como ha sucedido en 2018.


Publicidad


Podemos apuesta por un servicio de prevención y extinción de incendios profesionalizado y autonómico, pero mientras se llega a el, proponen que se firmen con las tres diputaciones provinciales sendos convenios, por 1,5 millones de euros cada uno, para contratar, mediante oposición pública, los bomberos profesionales que sea necesario.

La formación, además, apuesta por un cambio de modelo sociosanitario, que esté basado en la prevención y los cuidados, y para ello solicitan una modificación de las ratios en las residencias de mayores y centros de día, y que se reestructuren los fondos del departamento de Sanidad para priorizar la atención primaria, la salud mental y los programas de prevención.