Viernes, 14 de Diciembre de 2018

El equipo de gobierno de Zaragoza en Común (ZEC) ha dado un paso atrás ocho meses después. La decisión adoptada para abrir la gestión de las sociedades municipales al resto de la oposición, después de retirar su representación proporcional mediante un decreto, cambia el paradigma político municipal.

Tras meses de desencuentros y enfrentamientos, la renuncia de siete consejeros de ZEC nombrados por el alcalde, Pedro Santisteve, en las sociedades Zaragoza Cultural, Zaragoza Vivienda, Zaragoza Deporte y Ecociudad pone fin a una polémica con consecuencias todavía por valorar.


Publicidad


Santisteve y su equipo de gobierno se ampararon en la Ley de Capitalidad para llevar a cabo lo que desde la oposición se entendió como un “asalto” o “golpe a la democracia” en las sociedades municipales.

Sin embargo, la decisión del Tribunal Constitucional (TC) de admitir a trámite el recurso de inconstitucionalidad de un artículo de la Ley de Capitalidad, hace pocas semanas, puso en jaque la posición de ZEC tomada en febrero de 2018. El TC calificaba como inconstitucional la práctica política de Zaragoza en Común.

La decisión final de ZEC, de recuperar el status quo en las sociedades municipales, ha hecho salir con rapidez a la palestra pública a los grupos políticos para expresar su satisfacción por el “paso atrás” dado por ZEC.

Eso sí, también para cargar contra el alcalde Santisteve por perpetrar una acción que se entendió como alejada de los cauces democráticos.

UN CALLEJÓN SIN SALIDA

En palabras del portavoz del PP en el consistorio, Jorge Azcón, la decisión adoptada no se debe al supuesto bloqueo denunciado, sino al hecho de haberse quedado el grupo de gobierno en un “callejón sin salida” tras la presión de la oposición o la posición jurídica, en contra de la medida, del Tribunal Constitucional.

Un “golpe”, ha resaltado, que obligó a Santisteve, el primer alcalde de Zaragoza en ser reprobado en pleno a causa de esta decisión, a adoptar la “mayor rectificación de la historia”.

El portavoz del PSOE, Carlos Pérez Anadón, asegura que la rectificación del “error político” de Santisteve no se deriva de un “mérito personal”, sino de la sentencia del Tribunal Constitucional.

El grupo del PSOE en el Ayuntamiento de Zaragoza considera que la rectificación del “error político” de Pedro Santisteve, anunciando a los grupos municipales la recuperación de la proporcionalidad en la sociedades “no permite reconocer ningún mérito al alcalde“, que ha tomado esta decisión “obligado por el Tribunal Constitucional y tras quedarse sin espacio político ni jurídico“.


Publicidad


En este mismo sentido se pronunció la portavoz de Ciudadanos, Sara Fernández, que lamentó que la decisión adoptada por ZEC no se haya visto acompañada de un reconocimiento del “error” cometido.

“Siete meses y medio ha necesitado el alcalde para darse cuenta de su error y para dar marcha atrás al golpe a la democracia que cometieron con el asalto a las sociedades municipales negándonos la proporcionalidad que los zaragozanos habían expresado en las urnas“, subrayó.

También CHA, a través de su portavoz, Carmelo Asensio, criticó al alcalde y a su equipo de gobierno, a quienes instó a “aprender la lección” y a renunciar a “cualquier otra aventura de carácter totalitario“.