Miércoles, 14 de Noviembre de 2018

ZARAGOZA – Los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR) han desembarcado en Aragón. Y empezaron en el día de ayer, coincidiendo con el aniversario del referéndum catalán del 1 de Octubre.

Su actuación es simple, manifestar la ruptura con el Estado español con paros laborales, movilizaciones masivas o la colocación de simbología independentista en repulsa a la situación penitenciaria de los políticos -presuntamente- culpables de varios delitos penales. Entre ellos, los delitos de rebelión, sedición y malversación de caudales públicos.


Publicidad


Los CDR explicaron el por qué de su implantación en tierras aragonesas: “No podíamos quedarnos sin hacer nada” ante el ejemplo de “zafiedad, represión y falta de ética democrática” del Estado hace un año. Y por eso lanzaron la promesa de “teñir Aragón de amarillo“.

En el día de ayer, ejecutaron su promesa llenando de lazos amarillos varios lugares céntricos de Zaragoza: el Balcón de San Lázaro, el Puente de Hierro, el Instituto Don Pedro de Luna o el entorno de la iglesia de La Madalena.

E incluso se vieron varios de estos controvertidos símbolos en la localidad oscense de Fraga, muy cerca de la frontera geográfica con la comunidad catalana.

“Los lazos amarillos que cuelgan (y colgarán) por todos los pueblos y ciudades aragonesas quieren expresar la firme determinación del pueblo aragonés demócrata y solidario contra el encarcelamiento de políticos por sus ideas y por pretender dar la voz a la ciudadanía en la máxima expresión de la democracia”, expresaron en su comunicado para justificar los actos vandálicos.

SUS APOYOS

La implantación de los CDR en Aragón es fruto de un interés por desplegar la doctrina separatista en cualquier punto de la comunidad. Y para ello, tanto en la logística como en la difusión, los CDR cuentan con el apoyo de asociaciones o partidos políticos aragoneses.

Es cierto que no cuentan con una presencia política en Cataluña, pero sí con el apoyo o con la vinculación ideológica de varias formaciones o asociaciones catalanas como la CUP, Esquerra Republicana o las asociaciones Omnium Cultural y ANC.


Publicidad


Las organizaciones soberanistas aragonesas que están impulsando los CDR en Aragón son viejos conocidos de la izquierda radical en Aragón: Puyalón, la Red de Solidaridad Popular de Fraga o Purna. Los tres grupos políticos darán apoyo, y difusión, a todas las actividades de los CDR en la comunidad aragonesa.

“Por eso en Aragón no hemos querido quedarnos fuera de la revolución que está por venir. No hemos querido quedarnos al margen y hemos destapado nuestro lado más solidario, nuestra cara más reivindicativa y más democrática porque, no nos engañemos, todo esto va de democracia“, detallan los CDR en un comunicado.