Jueves, 18 de Octubre de 2018

ZARAGOZA – El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, apeló ayer a la convivencia ante la colocación de lazos amarillos en distintos puntos de la ciudad, así como por el resto de pintadas que han aparecido en el municipio de Fraga (Huesca) o en la cruz que corona el pirenaico pico Aneto, a 3.404 metros de altura.


Publicidad


“Apelo a la convivencia en términos de cohesión social y a no dejarnos llevar por comportamientos de ciertas personas“. De esta forma se refirió a estos actos, coincidentes en el tiempo con el primer aniversario del 1-O.

“Requiere suficiente acción política inteligente, de unos y otros, para no enturbiar, en otros territorios, posibles salidas o negociaciones y cuanta menos crispación haya y más calma adoptemos mejor para no generar sensación de alarma”, defendió.