Viernes, 14 de Diciembre de 2018

HUESCA – La Diputación de Huesca y el Gobierno de Aragón han adjudicado un plan que prevé llevar la banda ancha a más de trescientos pequeños núcleos de población de la provincia altoaragonesa que se encuentran en zona de “sombra” o donde internet funciona muy lentamente.


Publicidad


Según informa la Institución altoaragonesa, el proyecto, adjudicado a la empresa aragonesa Embou, líder en Internet rural, se constituye en un “paso más” para posibilitar una igualdad de oportunidades entre el medio rural y urbano.

Tras el acuerdo, la empresa adjudicataria comenzará en breve a actuar en 321 de las entidades de población con menos de 20 habitantes censados o que dispongan de ayuntamiento, definidas por el Ministerio de Energía Turismo del Gobierno de España como zonas blancas en las que no existen conexiones de banda ancha.

En los próximos meses, la empresa ejecutará los casi 4,5 millones de euros que ofertó para desarrollar este servicio en la provincia altoaragonesa.


Publicidad


De hecho, una de las condiciones del pliego es que la puesta en funcionamiento de la banda ancha en todos los núcleos se realice durante los 20 primeros meses transcurridos después de las reuniones de trabajo previas para fijar un calendario.

Según las fuentes citadas, este plan favorece el impulso de la sociedad de la información mediante el fomento de la oferta y disponibilidad de redes de banda ancha, “con todos los beneficios económicos y sociales que ello implica”.

Se trata, añaden estas fuentes, de “uno de los planes más ambiciosos de las últimas décadas ya que se trata de dar respuesta a una de las necesidades más demandadas por el medio rural y que contribuye a ofrecer al medio rural, sea ayuntamiento, ciudadano, empresa u otro colectivo, igualdad de oportunidades con respecto al medio urbano”.