Miércoles, 19 de Diciembre de 2018

Huesca es una ciudad bilingüe. Así al menos lo decreta el Ayuntamiento gobernado por el PSOE públicamente mediante tres carteles por la ciudad. Desde el día de ayer, Huesca recibe a sus visitantes en aragonés y en castellano.

Los carteles, colocados en las conocidas avenidas Martínez de Velasco y Doctor Artero y en el paseo Ramón y Cajal, no serán los últimos. El coste de los tres carteles supera los de 2.300 euros. Es sufragado por la Comarca de la Hoya de Huesca mediante un convenio con el consistorio.


Publicidad


Desde el Ayuntamiento socialista apuntan a que es una muestra pública para visibilizar la realidad lingüística de la ciudad.

Una aseveración criticada por el portavoz del PP, Gerardo Oliván, en declaraciones a este periódico, “Huesca no es una ciudad bilingüe. Esto se enmarca en una campaña del equipo gobierno para hacer ver una realidad que no existe”.