Miércoles, 14 de Noviembre de 2018

Las Fiestas del Pilar de Zaragoza cierran con un balance de cinco agresiones sexuales denunciadas, tres de ellas en la madrugada del sábado al domingo en el entorno de Valdespartera, en la calle Mayor y en una discoteca de la calle José Atarés.

Además de estas cinco denuncias, el Ayuntamiento de Zaragoza advierte de que se han producido varias agresiones sexuales más en las que las personas afectadas han declinado acudir a la Policía.


Publicidad


Todos los grupos municipales se han concentrado hoy a las puertas del Ayuntamiento de Zaragoza para mostrar su rechazo unánime a las agresiones registradas durante las Fiestas del Pilar y para contribuir a generar una cultura de rechazo a la violencia machista.

LAS DENUNCIAS

A las dos denuncias por agresiones sexuales registradas el primer fin de semana -la primera el sábado por la noche en el entorno de Delicias y la segunda pasado martes por la noche en la zona Valdespartera- se suman tres nuevas producidas el pasado fin de semana.

La primera denuncia de la que se ha tenido conocimiento ha sido interpuesta por una mujer en el barrio de Valdespartera contra un taxista que presuntamente trató de abusar de ella. En la tarde de ayer, el consistorio confirmó la cuarta agresión, en este caso producida en la calle Mayor, en la puerta de la discoteca La Casa del Loco.

En el día de hoy se ha notificado la quinta agresión. Una mujer ha interpuesto una nueva denuncia policial por tocamientos no consentidos, realizados presuntamente por varios hombres en una discoteca de la calle José Atarés de Zaragoza.

EL RECHAZO

Por primera vez, el consistorio zaragozano ha activado un protocolo de respuesta institucional, con paros en la programación para de visibilizar la repulsa ante este tipo de agresiones también en el ambiente festivo, cuando “se aprovecha el tumulto y el consumo de alcohol“.


Publicidad


De este modo, ayer a las 19.00 horas las actividades festivas municipales celebradas pese a la lluvia pararon 5 minutos en señal de repulsa y en el día de hoy a las 12.00 horas habrá una concentración a las puertas del Ayuntamiento.

Por ello, la concejal de Educación e Igualdad del Ayuntamiento de Zaragoza, Arantza Gracia, acompañada por el consejero de Cultura, Fernando Rivarés, compareció ayer en rueda de prensa para hacer balance de las fiestas y explicar el protocolo contra las agresiones sexuales.


Publicidad


Además, recordó Gracia, ninguna de estas denuncias ha sido por violación, sino por tocamientos e invasión del cuerpo, actitudes que también constituyen un delito que hace años era “impensable” denunciar.

“Reconocemos que hay agresiones y las visibilizamos, porque queremos poner en valor que las mujeres tenemos derecho a pasear por la noche, beber y salir de fiesta sin tener que mirar atrás con miedo”, manifestó.