Miércoles, 14 de Noviembre de 2018

En el último día de las Fiestas del Pilar, el Gobierno de Zaragoza en Común (ZEC) hizo un balance positivo de los 12 días festivos marcados por el nuevo modelo de los ‘comunes’ basado en la descentralización hacia los barrios.

El consejero municipal de Cultura, Fernando Rivarés, y la concejal de Educación e Igualdad del Ayuntamiento de Zaragoza, Arantza Gracia, valoraron positivamente el transcurso de las fiestas junto al estudio realizado por el Ayuntamiento para conocer el grado de satisfacción de los ciudadanos.


Publicidad


La encuesta marca que un 86 % de los ciudadanos valoran estos festejos como “buenos o muy buenos“, y en la que un 83% ve con buenos ojos igualmente la descentralización de los actos.

Con un 7,8 sobre 10 de media, las de este año han obtenido la segunda puntuación más alta de las diez veces que lleva realizándose este sondeo, sólo por detrás de las fiestas del año pasado, cuando se logró un 7,9.

Entre los datos negativos, destaca el servicio de limpieza con un 6,6 de media. Uno de los peores datos de la encuesta que, según el concejal Fernando Rivarés, “es un pero generalizado a la ciudad”.

Y principalmente, en los entornos donde se ha concentrado un mayor número de población -especialmente jóvenes-, como en el entorno del Espacio Zity. Por ello, en su aseveración, Rivarés sentenció: “Guarros del mundo, dejad de enguarrar Zaragoza”.


Publicidad


Un comentario que contrasta con lo que decía el concejal ‘común’ al inicio de las Fiestas del Pilar cuando aseguró que no se extendería el botellón por la ciudad, en referencia al barrio de Valdespartera o los espacios públicos que han concentrado conciertos o actos festivos.

Las actividades mejor valoradas han sido los actos tradicionales, la programación infantil, la descentralización de las fiestas hacia los barrios y la programación de las plazas temáticas, con la plaza de San Bruno como rincón favorito por los zaragozanos.