Miércoles, 14 de Noviembre de 2018

Es la cara y la cruz de las Fiestas del Pilar, según los hosteleros. La satisfacción en los bares y restaurantes del centro contrasta con la división en los barrios de Zaragoza.

Estos son los datos que se extraen de la encuesta, a cientos de hosteleros, que ha elaborado la Asociación de Cafés y Bares de Zaragoza entre sus establecimientos asociados para evaluar la repercusión de las Fiestas del Pilar en la hostelería Zaragozana.


Publicidad


“El balance, en general, es positivo. Los establecimientos hosteleros de Zaragoza han dado un buen servicio a los miles de zaragozanos y turistas que han salido a la calle durante estos días y hemos vuelto a demostrar que tenemos una hostelería de gran nivel, con una relación calidad-precio muy superior a las que se puede encontrar en las propuestas ‘gastronómicas’ que se han montado en diferentes puntos de la ciudad”, asegura José María Marteles, presidente de la Asociación de Cafés y Bares de Zaragoza.

“Los datos que hemos recopilado respaldan que para los establecimientos del centro han sido unas buenas Fiestas del Pilar, con más afluencia de público que en los últimos años y con unos buenos resultados para la hostelería. Sin embargo, según nos alejamos del centro, donde están la mayoría de actos y conciertos, la satisfacción de los hosteleros va bajando y hay división de opiniones”, explica Marteles, quien reconoce que los esfuerzos del Ayuntamiento por descentralizar las Fiestas del Pilar no acaban de notarse en el sector hostelero.

LA ENCUESTA

En el centro de Zaragoza, el 80% consideran que la afluencia de público y su facturación han sido buenas o excelentes, mientras que el 15% la califican como normal y tan solo un 5% asegura que no está satisfecho.

En comparación con el año pasado, un 46,66% de los hosteleros del centro encuestados creen que en esta ocasión las Fiestas del Pilar han sido mejores para su negocio, un 40% consideran que han sido iguales y un 13,33%, peores.

En zonas como el distrito Universidad o La Madalena, todos consideran que la facturación ha sido buena o normal y su balance general es igual o mejor que el año pasado.


Publicidad


Sin embargo, la percepción cambia en los barrios de Zaragoza, donde parece que las Fiestas del Pilar no generan tanto movimiento y, por lo tanto, la satisfacción de la hostelería es más baja.

LOS BARRIOS PUNTÚAN A LA BAJA

En barrios como Delicias, San José, Valdespartera, el Actur, La Jota, Miralbueno o el Picarral, la división de opiniones es la gran protagonista, aunque con un balance bastante más negativo que en las zonas más céntricas de la ciudad.

Un 25% califica la afluencia de clientes y su facturación como excelente, un 16,6% creen que han sido buenas, otro 25% normales y un 33,3%, mala.

Además, un 27,2% creen que las Fiestas del Pilar de este año han sido mejores para su negocio que las de 2017, un 18,2% indican que han sido similares y un 54,6% aseguran que han sido peores.

En cuanto a la programación de actos por parte del Ayuntamiento, tan solo un 3,23% de los establecimientos encuestados creen que ha sido excelente, un 19,35% consideran que ha sido buena, un 35,48% la califican como normal, un 25,81% como mala y un 16,13%, como muy mala.