Martes, 13 de Noviembre de 2018

El Ayuntamiento de Zaragoza, por medio del alcalde, Pedro Santisteve (ZEC), y el Real Zaragoza, a través de su presidente, Christian Lapetra, suscribieron ayer un protocolo de intenciones para ejecutar la subvención de 800.000 euros incluida en el presupuesto municipal de 2018.

Atrás quedan los tensos enfrentamientos, propiciados por Zaragoza en Común, para no dotar con el dinero fijado en los presupuestos municipales -aprobados por la mayoría del pleno- al Real Zaragoza. Por todo ello, durante meses, el propio gobierno de Zaragoza, en palabras del alcalde, daba por “dificilísimo” la ayuda al Real Zaragoza por 800.000 euros.

E incluso, Pedro Santisteve negó la ayuda al club zaragozano porque el gobierno de Zaragoza en Común “no impulsará proyectos deportivos fallidos”.

LA FIRMA

Según informan fuentes municipales, la mitad de la subvención se destinará a mejoras en el estadio de La Romareda, concretamente a limpiar y pintar los actuales asientos en la primavera de 2019.


Publicidad


La otra mitad de la cuantía se dirigirá a financiar actividades relacionadas con la promoción y el impulso de la actividad deportiva y del fútbol en la ciudad de Zaragoza, especialmente entre los más jóvenes y los sectores más desfavorecidos, la difusión de los valores del deporte y la realización de actividades dirigidas a la lucha contra la violencia en el fútbol.

Dentro de dichas actuaciones se encontraría la organización por parte del Real Zaragoza de un campus para niños y niñas en el que se dará cabida a menores de familias con escasos recursos.

Mediante este protocolo ambas entidades consolidarán también otras actividades dirigidas a la promoción del deporte base y a iniciativas sociales como el nuevo equipo de personas con discapacidad intelectual que recientemente ha puesto en marcha el Real Zaragoza.

Pedro Santisteve explicó que el acuerdo es “muy beneficioso para ambas partes”, para el Real Zaragoza por cuanto supone “reconocer la labor y el impulso de la actividad deportiva y del fútbol en Zaragoza especialmente entre los más jóvenes” y para el gobierno de Zaragoza en Común porque se cumplen las premisas que había puesto sobre la mesa para que no fuera una subvención directa.

El alcalde, a su vez, consideró que con este acto se daba “un primer paso” para normalizar las relaciones con el club deportivo más importante de la ciudad “tanto por la historia como por la afición”.

Por su parte Christian Lapetra indicó que desde el Real Zaragoza siempre han buscado “momentos de encuentro” y que siempre han manifestado que estarán abiertos a construir en base al equipo la relación con Zaragoza en Común.


Publicidad


“Nos hubiera gustado que el acuerdo se hubiera producido antes y de ahí nuestra manifestación de protesta en la relaciones que teníamos. El acuerdo no deja de ser el cumplimiento de un acuerdo plenario del Ayuntamiento de Zaragoza y eso supone avanzar entre las relaciones y la Corporación”, apuntó Lapetra.