Miércoles, 14 de Noviembre de 2018

Desde el día de hoy, y hasta nuevo aviso, el agua del municipio turolense de Alcañiz es declarada oficialmente como no potable por exceso de turbidez. Así lo ha anunciado esta mañana el Ayuntamiento en un bando municipal.


Publicidad


El agua, según notifica el consistorio, no es apta para el consumo al tener unos niveles de turbidez por encima de lo establecido por la normativa sanitaria.

La llegada del agua al municipio turolense proviene del pantano de Calanda, gestionado por la empresa Sastesa. Según fuentes municipales, la empresa no responde a los requerimientos del Ayuntamiento para conocer el por qué de la grave situación sanitaria.