Martes, 13 de Noviembre de 2018

Podemos Aragón no acudirá a la reunión propuesta a cuatro bandas (con PSOE, IU Y CHA) por el departamento de Hacienda para este próximo jueves si antes el presidente del Gobierno, Javier Lambán, no acepta las cinco medidas que planteó la formación morada como condición para iniciar estas negociaciones.

“Mientras el PSOE no conteste, no avanzaremos y Lambán estará mareando la perdiz”, ha asegurado hoy en rueda de prensa el secretario general de Podemos, Nacho Escartín, quien ha comparecido junto a la portavoz del grupos parlamentario, Maru Diaz.


Publicidad


Escartín ha recordado las cinco propuestas que plantearon a finales de septiembre y que llevaron como propuestas de resolución al Debate sobre el Estado de la Comunidad: bajar los precios del comedor, duplicar las ayudas al alquiler, resolver el problema de los bomberos profesionales en las ciudades y contratar a los agentes forestales durante todo el año, incrementar el número de cuidadores en las residencias y centros de día, y modificar el ICA de acuerdo a la propuesta de la RAPA.

Y ha insistido en que si Lambán no las acepta, “Podemos no va a hablar de presupuestos” y la responsabilidad será “cien por cien” suya, por lo que “o no habrá presupuestos en 2019” o tendrá que “pactarlos con el PP”, en cuyo caso seguiría en la vía iniciada antes del verano cuando pactó la reforma del impuesto de sucesiones con los grupos de la derecha.

RECORTES

El secretario general de Podemos ha señalado además que no se pueden sentar a hablar de medidas “progresivas” para 2019 si se recortan estas medidas aprobadas para el año 2018.

Se ha referido así al recorte de 24 millones de euros del gasto presupuestario de 2018 para poder cumplir el objetivo de déficit a final de año y que afectan a políticas sociales que se incluían en un presupuesto “pactado con Podemos” y que se ha hecho “con premeditación y alevosía” y sin contar con ellos, según ha denunciado Díaz.

Ha citado, entre estos recortes, un millón de euros para los cuidadores profesionales, 850.000 para la pobreza energética, los 3,1 millones para la prestación de la dependencia, los 500.000 euros para las becas de comedor y material curricular o los casi 100.000 entre los departamentos de Educación y Presidencia para las memoria histórica y los 500.000 menos para el mantenimiento de las depuradoras.