Martes, 13 de Noviembre de 2018

El nuevo complejo industrial y logístico de Pikolin en la Plataforma Logística de Zaragoza (PLAZA), alberga a 675 trabajadores, y fue inaugurado oficialmente -el pasado mes de mayo- con la presencia del rey Felipe VI y el Presidente de Aragón, Javier Lambán.

Tras una inversión de más de 50 millones de euros, éste es el mayor y más moderno centro del sector del descanso en Europa y ha permitido mejorar las condiciones de los trabajadores y lograr una mayor productividad y eficiencia en los procesos, aunando la factoría con las oficinas.


Publicidad


Las nuevas instalaciones de Pikolin se ubican en una parcela de 225.000 m2. Además de 85.000 m2 de fábrica, con capacidad para producir un millón de colchones al año, en la parcela se ubica un almacén logístico de 35.000 m2 y 10.000 m2 de oficinas.

Un proyecto que responde a la vocación de crecimiento y futuro de Grupo Pikolin y que aprovecha las “inmejorables condiciones logísticas de las zona”, con fácil acceso a ferrocarril y a la red de autopistas, según explican desde la propia empresa.

Marta Gastón, la consejera de Economía, agradeció ayer a su presidente, Alfonso Solans, en el complejo logístico, y al resto del equipo directivo del grupo, la oportunidad de conocer el proceso de fabricación de “un producto tan conocido y que debe enorgullecernos tanto como los colchones Pikolin”.

La consejera destacó la evolución de esta empresa aragonesa y su apuesta por la investigación y la innovación. “Desde estos 130.000 m2 en Plaza, guarda su arraigo aragonés y gestiona el presente y futuro del grupo, presente en un buen número de países”, subrayó Gastón.


Publicidad


El almacén de producto terminado cuenta con un sistema automatizado de clasificación de colchones, un desarrollo tecnológico único en el mundo que permite la preparación eficiente de pedidos unitarios. En temporada alta, desde este almacén parten 30 camiones cargados cada día con envíos a cualquier parte del mundo.

En la nueva fábrica de Zaragoza se lleva a cabo el proceso de producción de la primera apuesta de la empresa por el Internet de las Cosas (IaT): el colchón inteligente SmartPik. Se trata de un colchón premium conectado a una pulsera inteligente que recoge datos sobre el sueño del usuario y a una aplicación móvil que analiza los parámetros para ofrecerle recomendaciones personalizadas para mejorar su descanso.

En el traslado a esta nueva sede, un 30% de los equipos fueron renovados, destacando las inversiones realizadas en la nueva planta de espumación. Además, la compañía confirma que continuará realizando inversiones destinadas a incorporar los últimos avances tecnológicos a la fábrica.

EL GRUPO

Con una facturación de 430 millones de euros en 2017, Pikolin es el segundo grupo europeo del mercado del descanso y líder de ventas en España y Francia.

La empresa aragonesa, presente en los tres segmentos de este mercado (doméstico, hospitalario y hotelero), cuenta con diez plantas de producción: tres en España, cinco en Francia y dos en el sudeste asiático, en China y Vietnam, lo que le ha permitido consolidar su presencia en mercados internacionales. En las diez plantas trabajan un total de 2.937 personas y se fabrican 1.770.000 colchones al año.