Miércoles, 14 de Noviembre de 2018

La Unión Vecinal Cesaraugusta ha instado al Ayuntamiento de Zaragoza a actuar “con decisión” para que las aceras de la ciudad sean un espacio para el peatón y no estén afectadas por una “invasión” de patinetes eléctricos y de bicicletas.

En un comunicado, la junta directiva de esta organización reclama del consistorio su implicación en la problemática denunciada, a la espera del debate y aprobación de una ordenanza que regule la movilidad y las zonas de aparcamiento de estas dos formas de transporte urbano.


Publicidad


“En estos momentos -advierte la unión vecinal- hay muchas aceras por las que le resulta difícil transitar a la gente; los patinetes, sobre todo, son muy silenciosos y ya han sido unos cuantos los atropellos los que se han producido”.

Por esta razón, la organización vecinal insiste en que “lo prioritario” es evitar su movilidad por las aceras, y en los casos en los que se detecte, que la policía local sea “enérgica” a la hora de denunciar esas situaciones.

A juicio de sus responsables, “si las cosas siguen así no sería extraño que, al final, nos viésemos abocados a crear un carril peatonal en las aceras para que las personas puedan andar tranquilamente”.

Además de este “problema” de movilidad de los nuevos medios de transporte, otro en el que también pone el acento la Unión Cesaraugusta es la falta de ordenación en cuanto al estacionamiento de estos medios de transporte.


Publicidad


Destacan a este respecto que las personas que van con carritos de niños, los discapacitados que se desplazan en sillas de ruedas o las personas con deficiencias visuales son en la actualidad “las que más están sufriendo el caos que se ve cada día en las aceras a la hora de estacionar estos vehículos”.

Señalan los vecinos que patinetes y bicicletas cortan en ocasiones el paso en mitad de la acera, se aparcan en vías estrechas dificultando el tránsito peatonal o cuelgan en ocasiones de verjas o de arbustos. “Esta situación se tiene que resolver cuanto antes porque la movilidad de los ciudadanos, de nuevo, se está viendo gravemente condicionada“, concluyen.