Martes, 13 de Noviembre de 2018

El consejero de Presidencia de Aragón, Vicente Guillén, ha calificado como “lamentable” el vídeo en el que el concejal de Vivienda del Ayuntamiento de Zaragoza, Pablo Híjar, se come un recibo del Impuesto de Contaminación sobre las Aguas (ICA) y ha señalado que a su Gobierno le gusta hablar con “gente seria” y no con “payasos”. 

“Si lo que él pretende es demostrar a la ciudadanía que tiene que haber una insumisión fiscal, se está equivocando doblemente, tanto en las formas como en el fondo”, ha expresado Guillén a los periodistas, después de la presentación del programa de actividades de la Semana Aragonesa de la Cultura de Bruselas.


Publicidad


En relación al giro del último recibo ICA, el consejero ha defendido que “las leyes están para cumplirlas” y ha advertido a los aragoneses sobre el recargo económico que supone pagar con retraso un tributo de estas características.

“Cuando se mandan esos mensajes, comiéndose el ICA y diciéndole a la ciudadanía que haga una insumisión fiscal, no solamente se les está engañando, sino que les está perjudicando“, ha añadido Guillén.


Publicidad


Para el consejero de Presidencia, este tipo de “burlas” no favorecen a las relaciones institucionales entre el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Zaragoza, dos instituciones que todavía tienen pendiente encontrarse en una reunión bilateral que no tiene fecha, después de que el Consistorio aplazase la cita del 17 de octubre.