Miércoles, 14 de Noviembre de 2018

La imagen es, como poco, llamativa. En un vídeo publicado en sus redes sociales, el concejal de Zaragoza en Común, Pablo Híjar, se come el recibo del ICA (Impuesto de Contaminación de las Aguas) por considerar que es el Gobierno de Aragón quién impone un impuesto que los ciudadanos tienen que “comerse con patatas”.

“Patatas no tengo, pero he traído menaje para proceder a comerme este recibo”, dice mientras se prepara para comerse un trozo de papel. El vídeo termina con el agradecimiento al Gobierno de Aragón por facilitar que los recibos del ICA sean “comestibles”.